Vero Matoso fue la 'MVP' de la final ante el CAB Estepona (49-60), con 42 de valoración tras anotar 22 puntos y capturar 20 rebotes

 

Este año no ha fallado. Tras una agotadora final ante el CAB Estepona, que concluyó 49-60, el Unicaja de Lorena Aranda se ha alzado este domingo por primera vez, con el título de campeón de Andalucía de Primera Nacional, la tercera categoría del baloncesto femenino a la que se incorporó el pasado curso con el primer equipo sénior de su historia. Eso sí, no lo hizo exento de sufrimiento; el conjunto de Lorena Aranda - invicto esta temporada - se topó con su rival más esperado en un derbi malagueño que volverá a repetirse el próximo fin de semana en los Guindos, ya que ambos cuentan con un billete para disputar la fase de ascenso a Liga Femenina 2.

En una Primera Nacional todavía alejada de la profesionalización, el pabellón de la Lobilla de Estepona, que acogió la lucha por el título autonómico, vivió una final de altura. En el marcador se reflejó la menor anotación de ambos equipos en toda la temporada pero en cancha se vivió el duelo más extenuante e igualado del año; un cara a cara que no defraudó a nadie. Desde el pitido inicial el encuentro se convirtió en un derroche continuo de energía. Si entraban pocas canastas era porque ninguno de los dos conjuntos permitía que su contrario anotara.

El CAB Estepona arrancó más enchufado, con un parcial de 6-0 de inicio, aunque no tardó en reaccionar el Unicaja, liderado esta vez por una estelar Vero Matoso. Al descanso, la ala-pívot canaria ya anotó 10 de los 26 puntos del Unicaja, capturó 8 rebotes y realizó 3 tapones. Al cierre del encuentro sus números hablaron por sí solos, 'MVP' de la final con 22 puntos, 20 rebotes, 5 recuperaciones y 42 de valoración.

La Lobilla se convirtió en la sede de una batalla premeditada entre rivales muy similares. En el eje de la actividad esteponera, además de su capitana Lucía Méndez, destacaba con creces el trabajo de sus fichajes americanos, Mingo cubriendo a Gema García y destacando en el tiro exterior y, sin duda, una de las protagonistas del encuentro, Ruth Sherrill, la más valorada del cuadro local, con 9 puntos y 16 rebotes (6 ofensivos). Junto a Matoso, protagonizaron una gran lucha en el rebote, tanto defensivo como ofensivo.
Mucha igualdad

Al descanso, un 20-26 a favor de las de Lorena Aranda no decía realmente nada sobre quién levantaría el título. Y es que, pese a que el Unicaja corrigió algunas de sus imprecisiones en el tercer cuarto y pareció encarrilar su victoria, el CAB Estepona de Juan Baraza volvió a subir la intensidad hasta llegar a ponerse a 3 puntos de este. Volvía a entrar en la lucha por el título y con tiempo de sobra para forzar la remontada.

Antes de comenzar el último cuarto, las jugadoras ya estaban exhaustas pero ninguno de los equipos podía apartar la vista de la cancha un segundo. Con un duelo abierto en el rebote y un buen trabajo generalizado en el uno a uno, Gema García volvió a entrar en sintonía y comenzó a llevar las riendas del ataque cajista, mientras que el CAB Estepona llegó a sufrir una diferencia de hasta 13 puntos en su contra. Aunque redujo distancias y no bajó los brazos, a poco más de un minuto para el final, el Unicaja ya había decidido que este año no podía perdonar el título andaluz.

El próximo fin de semana (de viernes a domingo) en los Guindos, volverá a repetirse este duelo en la fase de ascenso a Liga Femenina 2, para la que sólo habrá una plaza. Además del Unicaja y el CAB Estepona, los dos aspirantes a esta serán el Beiman Sevilla, tercero en esta 'final-four' andaluza y el Adareba, campeón de la fase canaria.

CAB ESTEPONA 49: Peralta, Sánchez (5), Sherrill (9), Mingo (17) y Méndez (10); –cinco inicial–; Gomes, Plaza (2), Soto, Sarr, Díaz, Thompson (6).

UNICAJA MÁLAGA 60: Gema García (10), Velasco, Matoso (22), Alonso (2) y Robinson (14); –cinco inicial–; Arcos, Marta García (4), Jiménez, Masiá (2), Pérez, Moreno, Viruel (3)y Ortega (3).

 

Marina Rivas
diariosur.es
foto: FAB