Miguel Ángel Ortega, entrenador de Perfumerías Avenida se fue feliz pese a la derrota y reconociendo haber vivido uno de los momentos más únicos de su carrera por las sensaciones que tuvo durante el partido.

"Posiblemente ha sido una de las mejores sensaciones que he tenido en mi vida en el banquillo por lo que te transmite el equipo en el campo en términos de equipo solidario, trabajador, entregado a la causa y defendiendo el escudo y el prestigio del club. Haciendo lo que el entrenador les ha pedido, estoy bastante emocionado". Así definía Ortega sus sentimientos al finalizar el encuentro en Estambul.

Un partido que cree que se perdió igual que se pudo ganar y que se definió por momentos puntuales. Así lo cuenta: "Hay que entender el baloncesto. Hay que entender que ellas tienen buen equipo, que hay acierto y desacierto y es parte del juego. Lo llevábamos muy bien y ahí a falta de cinco minutos a lo mejor se ha notado un poco de fatiga, hemos fallado un par de lanzamientos bien tirados pero que se han salido, ellas las han metido. Las batallas de dos grandes equipos siempre se deciden por un detalle, por un momento con más o menos suerte y por eso tengo esa sensación de emoción por el trabajo que hemos hecho. Con ese mismo baloncesto podíamos haber ganado si en ese momento puntual metemos esas dos y a ellas se le salen. Creo que tenemos motivos para celebrar porque el equipo me transmite que somos un gran equipo".

En general cree que se ha hecho una buena Euroliga con unos momentos puntuales que pueden haber perjudicado en los cruces. "Hemos tenido la mala suerte de aquella época en la que tuvimos a Silvia con problemas, un partido que no jugó, otro que no tenía que haber jugado y aquí quizás paramos un poquito, pero nuestras derrotas fuera de casa han sido compitiendo siempre contra los más grandes. Es un motivo para estar conformes con el equipo".

Aunque no fue un partido en el que Avenida se quejara de los colegiados, sí es cierto que en el último cuarto hubo motivos para elevar un poco la voz, pero Ortega como su equipo se lo esperaban hasta cierto punto: "Tenemos el baloncesto que tenemos, hay intereses y cosas que pesan pero habíamos hablado antes del partido era que no hablábamos de los árbitros. Íbamos a intentar hacer el mejor partido posible, con la máxima entrega, intentando imponer nuestro juego y durante muchos minutos lo hemos hecho. Es cierto que ahí al final, aquellos pasos de Givens no se explican mucho pero vamos a entenderlo como baloncesto pero me quedo con ese momento que estábamos uno abajo y se nos salen esos tiros. Hay que felicitar a Fenerbahçe y nosotros tener la satisfacción de nuestra entrega y nuestro trabajo".


Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com