La escolta zaragozana del Spar Gran Canaria, Estela Royo, que vivirá desde finales de abril una nueva experiencia en el extranjero tras ser elegida por el Quimsa para disputar la Liga Nacional, ha dicho a Efe que está "muy contenta" de poder jugar en Argentina durante los próximos meses.

"Yo había hablado con mi hermana Beatriz (jugadora en el Moncayo de Zaragoza) para ver si surgía otra oferta veraniega como la del pasado año en Australia, que vivimos juntas y que fue la experiencia de mi vida. Ella es muy amiga de Gisela Vega, jugadora de la selección argentina, y fui elegida en el draft por el Quimsa de Santiago del Estero", ha indicado Royo.

A la veterana jugadora le "encanta" conocer sitios nuevos y vivir experiencias, y trata de "absorber lo máximo posible" en los lugares que visita porque eso le sirve para "madurar como deportista y como persona", ampliar su cultura y mejorar el inglés, ya que todo eso lo aprovechará "en un futuro no muy lejano" y le dará uso en su trabajo.

Esta será la cuarta ocasión en que Estela -abogada- tomará parte en una Liga veraniega extranjera, tras sus experiencias en los últimos años en Londres y Sheffield (Inglaterra) y Toowoomba (Australia).

"Estoy muy feliz porque, además, jugaré en el equipo de Gisela, que es una chica muy maja, que es una cinco rápida, potente y agresiva. También mi conjunto eligió a Bineta (Ndoye, pívot senegalesa) que ha estado jugando en Bembibre León y que militó en el Spar Gran Canaria", ha revelado.

"Al poco tiempo de resultar elegida, tanto aficionados como el cuerpo técnico y los directivos Quimsa se pusieron en contacto conmigo para darme la enhorabuena. Estoy muy contenta con mi elección y de poder vivir esta nueva experiencia", ha asegurado.

Su participación en la Liga de Argentina servirá a la jugadora del Spar Gran Canaria para disfrutar del baloncesto, tras dos temporadas consecutivas aciagas para el conjunto isleño desde el punto de vista competitivo.

"Me encanta viajar y soy una loca del baloncesto, no solo como un trabajo o como una forma de vida sino como algo que me gusta y con lo que intento divertirme. Estaré en Argentina unos dos meses y medio, disputando una competición de once equipos que se divide en las Conferencias Norte y Sur, y posteriormente los "playoff", ha dicho.

A Royo no le muevo el tema económico porque lo que cobrará allí no le va a sacar de la "ruina" -se ríe-, sino que le da prioridad a "disfrutar de la experiencia" antes que al dinero.

Estela, que tiene 31 años, confía en que durante su estancia en Argentina se aclare su próxima aventura deportiva en la elite española, tras consumarse el descenso de categoría del equipo grancanario.

"Mucha gente me pregunta por mi futuro, pero aún es pronto para saberlo. Quiero esperar a ver qué pasa, sin estrés ni ansiedad. Imagino que mientras esté en Argentina iré sabiendo algo más, aunque la verdad es que aún no he pensado mucho en la temporada que viene", ha manifestado.

Pese a la lejanía, la jugadora estará también muy pendiente de lo que haga el Herbalife Gran Canaria en los 'playoff' al título, ya que en el representativo de la isla en la Liga Endesa del baloncesto nacional milita su pareja, Pablo Aguilar.

"Los partidos de 'playoff' del Herbalife Gran Canaria me pillarán lejos, aunque espero verlos. Estaré pendiente para que no se me escape ningún encuentro. Están haciendo una campaña impresionante y confío en que el equipo siga haciéndose más fuerte de cara las eliminatorias", ha señalado

EFE
foto: El Periódico