Arropados por la hinchada mariñana que ha llenado de colorido los pabellones de Viveiro, San Cibrao y Burela, dos equipos gallegos se hacen sitio entre los ocho mejores júnior femeninos de España. Lo hizo el Celta en el partido que cerró la jornada de octavos de final en A Veiga. Raquel Carreira, con 30 de valoración, marcó la diferencia en un emocionante duelo ante el Bahía de San Agustín mallorquín (65-62), y que se decidió gracias a un tapón de la propia pívot celeste en los últimos instantes.

Y lo hizo también, para sorpresa de muchos, el Ensino del mariñano Juan Nécega. El expediente del cuadro lucense sigue inmaculado tras doblegar al Rivas (60-71) en Viveiro, en un encuentro del que el técnico valoró el «esfuerzo coral y capacidad de sufrimiento» de una plantilla que «es más que Alba Prieto (18 puntos) y Paula Valiño (17 y 29 de valoración)». La proeza de su equipo será aún mayor si hoy logra derrotar al gran favorito, un Maspalomas campeón de ocho de las últimas nueve ediciones del torneo y que ayer arrasó al Aros leonés (111-58). «Eso ya serían palabras mayores -admite Nécega-, nos sobra ilusión, pero son un equipo plagado de internacionales y profesionales. Jugar unos cuartos contra ellas ya es un premio».

Las eliminatorias de cuartos se disputan hoy en Vista Alegre: Movistar Estudiantes-Almeda (10.30), Claret-Ponce Valladolid (12.30), Maspalomas-Ensino (17.30) y Celta-Sant Adrià (19.30).
Gesto ejemplar del Movistar Estudiantes

Una jugadora del Unigirona se lesionó ayer durante la derrota de su equipo frente a Movistar Estudiantes (53-42). Las madrileñas no se percataron, siguieron la jugada y anotaron. Cuando el partido se reanudó dejaron que su rival encestase para compensar la ventaja de la anterior jugada en un gesto deportivo muy aplaudido en el Municipal de Viveiro.
Burela se queda como sede única

San Cibrao y Viveiro se despidieron ayer de un torneo en el que solo quedan ocho equipos. Desde las 10.30 de hoy, cuando comiencen los cuartos de final, el Vista Alegre de Burela será la única sede del Nacional júnior. Hoy se disputarán cuatro partidos, mañana dos y el sábado llegará la gran final.
Sant Adrià también arrasa a sus rivales

Solo el Maspalomas superó con más facilidad los de octavos que el Sant Adrià. El cuadro catalán, el último en interrumpir, en 2014, el reinado canario, derrotó al Agustinos leonés (86-46) y ahora amenaza la buena progresión del otro superviviente gallego, el Celta (65-62) al Bahía San Agustín).

I. Díaz Rolle
foto: Pepe Losada
lavozdegalicia.es