La Euroliga vuelve a Salamanca con un partidazo en el horizonte. Avenida intentará sumar la tercera victoria ante un equipazo. Sopron es el actual subcampeón de Europa y reúne un plantillón aunque es sobre todo un gran equipo dirigido por un excelente entrenador. Todo un reto.

Cada partido en la Euroliga Femenina es un examen de máxima exigencia para el que no sirve con 'estudiar' el día antes y se complica aun más cuando la asignatura a superar pasa por doblegar a uno de los huesos de la competición y el rival que recibe Avenida este miércoles lo es. El Sopron húngaro es un conjunto acostumbrado a competir entre los mejores pese a que su Liga no es de las más potentes del panorama continental y muestra de su calidad es que es el actual subcampeón de Europa atreviéndose a poner en cuestión el dominio de clubes rusos y turcos.

Ya hace unos años había estado entre la élite y la temporada pasada apostó por reverdecer laureles incorporando varias jugadoras importantes y, sobre todo, un técnico que le diera entidad al grupo, que convirtiera en equipo a una plantilla con muchísimo talento. El elegido fue el español Roberto Íñiguez, que en su carrera ya ha llevado a la F4 a Ros, Nadezhda y el propio Sopron, que repite esta temporada.
Lo hace dirigiendo a un plantel que  perdió a una pieza importante como Milovanovic pero ha sabido cubrir ese hueco sin problemas. Lo que se encontrará Avenida este miércoles en Würzburg es un equipo que defiende sin perder el orden y ataca con mucho criterio y posibilidad de hacer daño desde cualquier parte del campo. Cuenta con cuatro jugadoras WNBA como son Yvonne Turner, Amanda Zahui, Candace Dupree o Aleksandra Crvendakic -aunque en su caso no debutó-, unida a la experiencia de Fegyverneky o la descarada y en constante proyección ascendente Salvadores.

Llegan a Salamanca con un balance de una victoria -frente a Olympiakos (85-69)-, y dos derrotas entre las que quizás sorprendió la primra ante Carolo Basket (80-74) y pudo no serlo la segunda puesto que el equipo húngaro cedió al límite ante Fenerbahçe en la pista turca (69-67).

Tras el debut en Hatay en el que le costó 'meterse en harina', Avenida demostró ante Fenerbahçe (88-82) y TT Riga (56-68) que es consciente de que en Europa no hay que dejar nada al azar y son partidos para salir a por todas desde el túnel de vestuarios. Así lo hizo en Würzburg ante la escuadra turca consciente de que por mucho que se juegue en casa rivales así -y en ese grupo también entra el Sopron-, no conceden nada. El equipo de Lino López retomó la competición el pasado sábado en Ferrol después del parón y lo hizo dejando buenos síntomas aunque quizás no era el mejor duelo para coger referencias.

La buena noticia es que se ha podido ir recuperando físicamente a las jugadoras más cargadas tras los partidos de selecciones y así se han podido aprovechar estas dos jornadas para preparar los detalles y 'las trampas' que son necesarias para intentar llegar a buen puerto en la batalla que se intuye se dirimirá ante Sopron.

El técnico Lino López señala las claves del duelo: "Son un equipo con mucho talento individual que juegan a un ritmo muy alto, con mucha transición con Turner o Dupree. Defender esos segundos será importante y tendremos que saber leer las ventajas y controlar el rebote”. Todo eso ante todo un subcampeón europeo, “ya han demostrado de lo que son capaces siendo subcampeonas y con los fichajes que a hecho, optan a ganar todo”, concluye López.


Europa, como casi siempre, trae nuevos desafíos a Würzburg que espera otro gran partido a partir de las 20.30 horas.


Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO