Alba Torrens revalidó ayer el título de la Euroliga con el Ekaterimburgo y suma su repóquer continental particular convirtiéndose en la jugadora española con más coronas en la máxima competición europea superando a Sancho Lyttle.

 

La alero mallorquina cuajó una destacada actuación en la holgada victoria del conjunto ruso ante el Dinamo Kursk en la final celebrada en la localidad húngara de Sopron (91-67) anotando once puntos, capturando seis rebotes y repartiendo tres asistencias en los 25 minutos que estuvo sobre la cancha.

La binissalemera entró rápido en acción con un triple que cortaba un parcial de cero a ocho del Dinamo Kursk (7-8) antes de llegar al final del primer cuarto con un marcador favorable (21-17).

En el segundo cuarto, Torrens volvió a intervenir con cinco puntos que elevavan la renta rusa a ocho puntos (30-22) antes de llegar al descanso doblando la diferencia (48-32).

En el penúltimo periodo, un parcial de once a cero situaba al Ekaterimburgo con una diferencia de veintinueve puntos, con aportación de la isleña, antes de que las jugadoras del Dinamo maquillaran el luminoso para finalizar el tercer cuarto (72-48).

En el último acto, las rusas alcanzaron su máxima diferencia superando los treinta puntos de margen (89-58) que precedió a un último arreón del conjunto de Kursk para volver a rebajar la renta negativa (91-67).

Emocionada
Alba Torrens no pudo esconder su satisfacción tras el partido. En declaraciones a la Cadena SER, la alero de Binissalem reconoció que más allá de los títulos piensa "en todo lo que ha costado conseguir esta victoria y el camino recorrido". Preguntada si debe compararse con otra leyenda como Amaya Valdemoro, Torrens hizó hincapié en lo "afortunada" que se siente al haber "aprendido y competido" junto a la madrileña

P. Ferragut
diariodemallorca.es
foto: FIBA