Celta Zorka comenzó con buen pie su participación en el Campeonato de España junior. Un triunfo importante ante el cuadro canario por un doble motivo. Como en todo torneo de este tipo, comenzar ganando es muy importante, y las viguesas lo consiguieron. Además, lo hicieron ante un rival que, a priori, se presentaba como el más asequible del grupo, por lo que la presencia en los cruces de octavos de final está cada vez más cerca de lograrse.

 

El comienzo de partido de las viguesas fue fulgurante. El equipo saltó al campo muy centrado, y al final de los diez primeros minutos de juego el partido estaba muy encarrilado, con una ventaja de dieciséis puntos, 8-24. El equipo entrenado por Nacho Silva mantuvo el tipo en el segundo cuarto, aunque las diferencias no fueron tan amplias, llegando el Celta Zorka al tiempo de descanso con casi veinte puntos de diferencia.

Importante la aportación de Raquel Carrera, que acabó el partido con dobles figuras, al lograr dieciocho puntos y diecisiete rebotes. Un dato significativo, teniendo en cuenta que las canarias finalizaron el encuentro con más rebotes que las célticas.

Tras el paso por el vestuario, el equipo vigués levantó el pie del acelerador. Un hecho necesario en torneos tan exigentes como este, en el que se juega un partido por día con el sacrificio que supone. Las canarias consiguieron recortar la desventaja en cinco puntos, sin que el Celta Zorka viera peligrar la victoria final. Una situación que se repitió en los diez minutos finales, en los que el Spar Gran Canario continuó recortando la desventaja, apretando en los instantes finales, pero con un Celta Zorka que supo controlar el "tempo" del partido, certificando la victoria final por seis puntos de ventaja.

El equipo vigués volverá a madrugar en la jornada de hoy, pues se enfrenta, a partir de las 10.30 horas, al Asador 10 Gibajas. Una victoria clasificaría matemáticamente para octavos a las viguesas, jugándose el liderato del grupo en la última jornada ante el Movistar Estudiantes.

El conjunto madrileño se midió ayer al equipo vasco, en un partido en donde las diferencias fueron mínimas. Las madrileñas comenzaron un poco más fuertes, pero la igualdad se mantuvo en el segundo cuarto. Tras el paso por el vestuario, el Movistar sentenció en los últimos minutos, 52-58.

farodevigo.es