Juana María Molina-Prados formará parte de la plantilla del Campus Promete, primer equipo del Club Deportivo Promete, para la segunda temporada del conjunto riojano en Liga Femenina.

La manchega, de 1,72 m de estatura y 24 años, es una base rápida que destaca por su buen tiro desde la línea de 6,75, tal y como demostró la pasada campaña en las filas del Basket Ibaizabal GDKO Bizkaia en Liga Femenina 2, donde se convirtió en la novena jugadora más anotadora desde esta distancia con un porcentaje de acierto del 37% (51 canastas de 138 intentos) y una media de 17 puntos por encuentro en la fase regular de la competición. Esta facilidad para el disparo, unida a su acierto, la convierte en una auténtica artillera y en una amenaza permanente para el rival.

Su potencia física y capacidad para realizar agresivas penetraciones en la zona le confieren una gran versatilidad, por lo que también puede jugar como escolta. Esto la convierte en un complemento perfectamente compatible tanto con Naiara Galilea, como directora de juego, como con Paula Estebas, otra base/escolta de potencia. Tres mimbres al gusto de Bou (inteligencia, potencia y agresividad) que se repartirán minutos en ambas demarcaciones, lo que garantiza un ritmo de juego veloz y promete mucha diversión esta temporada en las gradas del C.D.M. Lobete.

“La llamada del Club Deportivo Promete significa mucho para mí. Por un lado, es la oportunidad de volver a Liga Femenina y alcanzar mi mejor nivel como jugadora. Por otro, tengo mucha ilusión por participar en un club con un modelo tan innovador y necesario en el panorama del baloncesto femenino nacional por los valores que representa, empezando por el respeto y dignidad que confiere a la figura de la jugadora como persona”, señala Juana Molina.

Según Salva Díez, director general del Club Deportivo Promete, “La llegada de Molina está motivada por la necesidad de que Isabel Benito, nuestra tercera base la temporada pasada, asuma el liderazgo y dirección de juego de nuestro conjunto filial para consolidarlo tras el ascenso a Primera División Nacional Femenina la temporada pasada, lo que supone un importante reto, tanto para el equipo y el club como para la propia jugadora”.

 

Talento y gran proyección

Con la incorporación de Molina, una apuesta de futuro del club, el Campus Promete se hace con una de las bases con más proyección del baloncesto femenino nacional, entre las que también se encuentra Paula Estebas, que recientemente ha renovado con el conjunto riojano por dos temporadas.

Juana Molina atesora una importante experiencia en el baloncesto de élite español, tanto en la máxima categoría como en la división de plata. Debutó en Liga Femenina 2 con el C.B. IberGuadalajara en la temporada 2009/10, para pasar las dos siguientes, en la misma categoría, en el Club Deportivo Tanit. En la campaña 2012/13 pasó a formar parte del Club Deportivo Zamarat, en el que fue su debut en Liga Femenina.

En la 2013/14 fichó por el primer equipo del Basket Ibaizabal GDKO Bizkaia, con el que vivió un amargo descenso. La pasada temporada, en las filas del conjunto vizcaíno, jugó la Fase de Ascenso a Liga Femenina, ascenso que no se consumó a pesar de sus 14 puntos y 5 rebotes por partido.


Alejandro Toraño
CLUB DEPORTIVO PROMETE