El Spar CITYLIFT sabrá este mediodía cuáles son sus siete rivales en la Euroliga. El sorteo de la competición se hace en Múnich (12 h, retransmitido en directo por Youtube).

Es el quinto año seguido que el Uni competirá en Europa y la segunda experiencia en la competición de máximo nivel. El equipo gerundense vuelve como campeón de la liga, como en 2015, y después de renunciar en anteriores ediciones para crecer, en todos los ámbitos (deportivo, social, económico ...), en la Eurocopa, en la que cada curso accedió a una eliminatoria más hasta que esta primavera llegó a las semifinales con el Lattes. El equipo de Gabby Williams disputará la Euroliga si supera una previa, contra el Olympiacos -que el Spar CITYLIFT eliminó el invierno de 2018- o el Aluinvent DVTK húngaro.

Hace cuatro años, el Uni fue el colista de su grupo con 4-10 de balance -como la Avenida, penúltimo del otro- y, sobre todo, de la Euroliga, se acuerda el desgaste que conllevó para la liga femenina. El equipo fue el cuarto en la fase regular y jugó las semifinales y la final por el título sin el factor pista. Miguel Ángel Ortega, el entrenador al comienzo del curso, acabó alzando la liga en el banquillo del Avenida en el comienzo del reinado castellano en las competiciones FEB, roto este 5 de mayo en Fontajau.

el sorteo

El campeón de la Liga Femenina es uno de los trece equipos que tiene la plaza garantizada desde que la FIBA ​​determinó que según el ranking a la FEB sólo le correspondía una plaza y, por tanto, la Avenida se va a la Eurocopa -junto con el Cadí, el Valencia y el Gernika-, el sorteo de la que también es hoy. El Spar CITYLIFT ha quedado en el quinto bombo, con el TTT Riga letón. Esto quiere decir que seguro que no se encuentra el equipo báltico. Sí que le toca, al Uni, ir a Rusia, porque el Ekaterimburgo y Dynamo Kursk, los finalistas de la última edición, están en el primer bombo y no se encuentran. Y aquí comenzará, para el resto, la suerte o el infortunio. El equipo de Marta Xargay (Kursk) y Roberto Íñiguez es de los dos el más asequible porque ha reducido el presupuesto a la mitad. El USK Praga sería lo preferible en el segundo bombo, por no encontrarse el Fenerbahçe de Anan Cruz y porque Laia Palau y Sonja Petrovic volverían a una de las plazas donde son recibidas como auténticas divinidades. Sopron, en la última final four y Bourges, otro lugar donde Palau es dios, tienen también el desequilibrio geográfico que enseguida haría elegir el segundo. Una elección -y por tanto a tener en cuenta cuando el grupo haya determinado- que no tiene color en el cuarto bombo, entre el Schio (1.100 km) y el Orenburg (5.000), la ciudad donde el Uni debutó en Europa el 14 de octubre de 2015 (65-41). El bombo inferior al equipo gerundense tiene el Castores Brain belga y el Asvel Lyon, el último rival que eliminó el Spar CITYLIFT este último curso en la Eurocopa.

las condiciones

El único condicionante del sorteo es geográfico e impediría que tres equipos de una misma liga coincidieran al mismo grupo. La condición tiene derivadas, como que si en un grupo hay tres clubes de tres federaciones diferentes serían como mucho dos siempre que, en el otro, dos equipos que se encuentran en la misma liga pudieran ir uno a cada grupo. La Euroliga tiene dos grupos de ocho, los cuatro primeros de los que se cruzan en una eliminatoria para acceder a la final a cuatro. El quinto y el sexto acceden a la Eurocopa cuando en la segunda competición ya sólo quedan cuatro de los 34 equipos que empiezan a disputarla.

Borja Sánchez
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO