Quien pudiera pensar que Perfumerías Avenida iba a ser un rival sencillo porque tan solo contaba ayer con cuatro jugadoras profesionales, estaba muy equivocado porque si el club charro tiene un equipo de Eurocup, su plantilla es de Euroliga con todas las de la Ley, y de forma especial, su base júnior de primer año Inés Santibáñez.

Ella se encargó de mantener vivo a su equipo sin desperecer para nada del resto de las jugadoras senior que le rodeaban ayer.

Hace sólo unas semanas estuvo en Zamora para recoger el premio a la mejor jugadora promesa de Castilla y León en el transcurso de la Gala de la Federación Territorial, y en el pasado mes de noviembre fue la gran estrella del Memorial Juan de Mena en las filas de la selección de Castilla y León U16 y terminó como MVP del torneo en el que se dieron cita también las selecciones española, rusia y germana.

Ya contra Bembibre tuvo que asumir las riendas del Avenida en la segunda parte, sustituyendo a la "tocada" Silvia Domínguez, pero ayer, ante la decisión de Miguel Angel Ortega, de no forzar a la base de la selección española, jugó nada menos que 37 minutos en los que metió 15 puntos -cuatro triples- y dio cuatro asistencias. Junto a la joven base salmantina, Perfumerías Avenida sustentó todas sus opciones de ganar la Copa en sus tres grandes jugadoras interiores: Laura Gil, Kristine Vitola y Emesse Hof.

Y no defraudaron ninguna de las tres, hasta el punto de que el partido comenzaba con un 0-7 y un triple de Vitola ponía el más que preocupante 5-17 en el minuto 7.

Ni siquiera dando entrada en la cancha a Okonkwo y a Mestres pudo pararse la sangría y el Quesos El Pastor se iba cabizbajo al banquillo al final del primer cuarto. La ventaja de Avenida se estabilizó en torno a las diez puntos e incluso un triple de Santibáñez puso el 20-34 que supuso el punto de inflexión y a partir de ahí, las zamoranas apretaron bastante en defensa y aprovecharon el cansancio de las salmantinas para firmar un 6-0 al final del segundo cuarto que se saldaba con un esperanzador 39-45.

Fran García leyó la cartilla a sus jugadoras en el descanso y la orden de reforzar el trabajo defensivo se puso en práctica de forma inmediata porque en dos minutos, el Zamarat alcanzaba el primer empate (45-45). Las zamoranas comenzaron a robar balones que les permitieron distanciarse en el marcador con un parcial de 10-0. Fueron los grandes momentos de una gran Brittany McPhee, muy bien secundada por el resto de sus compañeras.

La ventaja zamorana se estabilizó durante muchos minutos en torno a los diez puntos, pero Perfumerías Avenida volvió a sacar a relucir su profesionalidad y poco a poco fue remontando su desventaja ante el asombro de todos los presentes que no se explicaban de dónde habían sacado las fuerzas sus jugadoras.

Vitola golpeaba una vez tras otra el aro zamorano, y las pívots zamoranas no eran capaces de frenar a Hof cuando las charras se acercaban a sólo dos puntos 73-71. Pero ahí se terminaron las fuerzas de las visitantes. El Quesos el Pastor apretó de nuevo en su defensa individual y McPhee volvió a asumir la responsabilidad en los contraataques, en el juego estático y en los triples hasta recobrar los diez puntos de ventaja (85-75) que se encargó de maquillar Inés Santibáñez con su cuarto triple que ponía el resultado definitivo.

Necesitaba este club alguna alegría y la está consiguiendo en esta precampaña en la que, tras las rotunda victorias ante Ensino Lugo y Bembibre, ahora le llegaba su segundo título de Copa Federación que sirvió para que el Angel Nieto viviera una animada fiesta con la elección de Brittany McPhee como jugadora más valiosa del torneo, y la capitana Marta Montoliú recogía el trofeo de campeonas de mano de la nueva directora general de Deportes de la Junta, María Perrino-Peña que presidía así su primer acto en Zamora.

Manuel López-Sueiras
laopiniondezamora.es
foto: Nico Rodríguez