Rebosantes de confianza. Así llegarán las jugadoras del Al-Qazeres hoy a Ferrol, donde mañana se enfrentan al Universitario (19.30). El efecto de la victoria del pasado viernes --y del gran partido-- aún está muy vivo y las extremeñas, todavía colistas de la Liga Femenina, esperan rentabilizarlo. 

"Tenemos que ir sin ningun miedo a Ferrol. Es un partido que somos capaces de disputar. Ojalá saquemos un triunfo que por curiosidades significaría llevar tantas victorias en dos jornadas de la segunda vuelta como en la primera entera", señaló Jacinto Carbajal ayer.

El técnico cacereño ya empieza a hacer cuentas para lograr el objetivo de la permanencia. "A pesar de que seguimos en la última posición, somos tres los equipos que estamos en tres victorias, y por encima, Canarias con cuatro, y UPV y Ferrol con cinco", destacó. Pero para que las cuentas salgan hay que lograr mañana un resultado positivo. "Ellas están con cinco victorias, nosotros con tres. Ganar sería ponernos con cuatro y estar muy cerquita". Una derrota del club gallego le situaría "en la pelea de los puestos de abajo", recordó Carbajal, que espera por ello un partido rocoso, más teniendo en cuenta la trayectoria del conjunto de Lino López en casa, donde "está sacando casi todos los partidos", recalcó.

Salir del último puesto está cada vez más cerca. Para el entrenador, el conjunto cacereño se ha reforzado muy bien en el mercado de invierno y las opciones para mantener la categoría han aumentado. "Ahora tenemos un equipo para intentar ser más intensas. Además, hay mucho margen de mejora. Al equipo le falta muchísimo crecimiento porque no ha parado de cambiar. No es como como cuando vas evolucionando desde pretemporada y todo es crecer. Nosotros hemos ido subiendo y bajando a lo largo de la temporada. Los cambios nos han condicionado mucho", añadió.

Teófilo Moreno
foto: Vïctor LÓpez
elperiodicoextremadura.com