gernikacasablancaEra el estreno. Había  que despejar dudas, las que había generado la pretemporada alternando momentos brillantes y fases preocupantes, pero al Gernika Bizkaia le han bastado 40 minutos para demostrar que tiene mimbres, que tiene carácter y las ideas muy claras de a lo que tiene que jugar. Y todo ante un grandísimo rival, el Mann Filter.

CAMBIO DE CANASTAS

No iba a ser sencillo arrancar, sobre todo porque inesperadamente, dos horas antes  del inicio del encuentro el tablero de una de las canastas ha estallado, se ha hecho añicos el metacrilato y había que sustituirlo. Ha actuado rápido el club y los operarios del  consistorio de la villa foral trasladando otras 2 canastas a Maloste.

El inicio del choque se retrasó mientras el público, otra vez numeroso, llenaba Maloste con puntualidad. Tantas dificultades y trastoque de planes lo pagaron, obviamente, las locales. La primera canasta fue local pero después tardaron  en encontrar un juego fluido. Eso sí, tenían muy bien estudiado el trabajo sobre Miller. Ferrari tiró de galones  para  el  4-9 a los 4 minutos de juego que obligaban a  Mario López a  aclarar conceptos. Debieron  de  quedar claros porque la respuesta  fue contundente con triples de Vanderwall y Pop, siendo  la rumana una  de las claves de la remontada y el parcial de 16-2 (20-11, min.8). Le dio tiempo al Mann Filter a rehacerse y llegar 20-17 al primer bocinazo.

EL GERNIKA ‘IN’ Y MILLER ‘OUT’

La buena  dinámica local se mantenía  cuando Izaskun acertaba con el triple para  arrancar el segundo cuarto. Ferrari resolvía en penetraciones, las suyas se  tenían que conformar con su aportación porque echaban  de menos la de Miller que se iba al banco con la tercera personal con 29-27 en el marcador y 4 minutos para el descanso.

Rachael Vanderwall asumía responsabilidades sin complejos, y Edwards estaba muy metida en el choque, Vega sumaba sin hacer demasiado ruido y con trabajo coral se alcanzaba el 33-27. Aún tuvo capacidad de recortar Mann Filter para llegar 34-33 al descanso.

NUEVO  ARREÓN DEL  MANN FILTER

No había tregua. El choque era vibrante y con la misma intensidad y nivel de acierto continuó el encuentro en la segunda mitad. El conjunto que  encadenaba 3  acciones positivas comandaba  la contienda y en ese tramo fue  el  equipo  maño que  elevó el  34-38 y de nuevo provocaba el tiempo muerto de López a los 2 minutos de la reanudación.

En los  siguientes minutos  los dos equipos estaban siendo muy verticales, las exteriores encontraban el camino hacia el aro sin grandes dificultades. La gran labor defensiva del Gernika  Bizkaia anulaba a Liepkalne y Zalatanova y  dejaban fuera de juego a Miller. Edwards metió un triple que relanzaba al Gernika, 39-41, pero castigadas a modo de faltas la intensidad defensiva de las bizkainas, en 4 minutos y medio ya estaban en bonus. A base de tiros libres y buenos ajustes defensivos el Mann Filter abría hueco 39-47.

LA  CANTERA PONE SU SELLO

La cuarta personal de Miller con 42-47 a 13 minutos del final cuando acababa de volver al campo complicaba las rotaciones a Lapeña y la vía de anotación se centraba tan sólo en  Ferrari  y Ocete que mantenían en sintonía a las zaragozanas. Más focos de anotación mostraron las gernikarras para remontar y tras ‘coast to coast’ de Edwards la diferencia  se  reducía a la mínima (46-47). Fue un triple de la canterana Maite Mugira el que puso por delante al Gernika Bizkaia, 49-48. Otra jugadora  de casa que brilló fue Izaskun García, la  base  gernikarra superando en el  uno contra  uno a  Ocete. Nogaye Lo evitó que el  Gernika  Bizkaia llegar  a  los  10 minutos finales con ventaja (51-52).

CUANDO  HACES POP YA NO HAY  STOP

Grandísimo baloncesto el que nos regalaron ambos equipos todo el encuentro y también en este último parcial. Triple de Vandewall que ejercía de capitana de la selección inglesa, Gisela Vega que se trabajaba a  Miller y Pop que emergía con un 2+1 cuando las suyas empataban a 59 a 6 y medio del final. Claudia Pop estaba especialmente fina, poco después se irían a la línea  de tiros libres ya con Mann Filter en bonus y la rumana no fallaba desde la línea de castigo.

El partido se decidiría en rentas  muy cortas. Se precipitaban unas en el contraataque, se emborrachaban de balón otras en estático, se chocaban ambas en ataque ante las ayudas defensivas y de ahí sólo se sacó en claro una bandeja para Ocete. Triple de Pop enorme ante las dudas defensivas de Mann (64-64 min 36). Despertaba  Calvo que fue la que  hizo creer a las suyas en el triunfo desde la línea de tres puntos. Pero el Gernika Bizkaia también sumaba de  tres en  tres, primero Edwards con 2+1 (70-70) y después con triple de Vega (73-72 para entrar al último minuto). Balón perdido de Ocete y Pop asiste para que Vega sitúe el 75-72 a 28 segundos del final. La  alero rumana sentenció desde la  línea de tiros libres.

Magnífico el ambiente, brillante el encuentro y el Gernika Bizkaia que ofreció muy buenas sensaciones sumando la primera  victoria de la temporada.


GERNIKA SASKI