bembibre promete

 

EMBUTIDOS PAJARIEL RECUPERA SENSACIONES


Llegó la anhelada octava victoria del Embutidos Pajariel Bembibre, que este sábado derrotó por 67-65 a Campus Promete y volvió a dar un paso de gigante hacia el objetivo de la permanencia, cada semana más cerca. Tres partidos de ventaja mantiene el cuadro berciano respecto a los puestos de peligro, entre los que queda su rival en esta ocasión, que iguala con Quesos El Pastor de La Polvorosa (11º) y SPAR Gran Canaria (13º). El equipo bembibrense tiene ganado  el ‘basket-average’ particular a la escuadra riojana y, a la espera de que se cierre esta decimoquinta fecha, sigue cerca de los puestos de cabeza, séptimo, a un triunfo del Gernika, que es el único de los rivales que ocupan los puestos precedentes en la tabla que ya ha jugado este fin de semana y que al principio de la jornada ocupaba la cuarta plaza. También a uno está Cadí La Seu, que seguirá al menos sexto, aunque pierda en Girona, por el ‘basket-average’ con el cuadro berciano, si bien igualaría con las gernikarras en caso de ganar. Mann-Filter Zaragoza, que juega en Azpeitia, se podría encaramar, en caso de victoria, a la cuarta posición y desempataría con el conjunto dirigido por Mario López.

Había que ganar, y qué mejor que hacerlo ante tu gente, con un Bembibre Arena que volvió a recuperar esa mística que ha creado durante los últimos años. Animó sin cesar la afición berciana, que llevó en volandas a su equipo en un duelo que, como se preveía, fue muy complicado pero que las  rojillas supieron ganar sobreponiéndose a todas las trabas que les pone la competición. Llegó el año nuevo y, como se creía, el factor ‘Bembibre Arena’ volvió a ser importante, pues en él es donde las pupilas de ‘Chiqui’ Barros han escrito las páginas más importantes de la historia de la entidad del Bierzo Alto.

El equipo respondió con una gran versión de sí mismo, llevando la iniciativa en el marcador durante muchos minutos y dando la talla pese a que su rotación, corta de por sí, sufre los rigores de una competición tan exigente como es la Liga Femenina. Ante un equipo como Campus Promete, que puso en apuros a escuadras como Perfumerías Avenida o SPAR Citylift Girona, el papel del colectivo debía ser importante, y así lo entendieron las bercianas, que tuvieron a cuatro jugadoras con dobles figuras en valoración. Suplieron la baja por lesión de Orla O’Reilly, que fue homenajeada por sus compañeras, quienes lucieron una camiseta en la que se podía leer: “¡Ánimo, Orly!”.

Tras cuatro derrotas consecutivas, la victoria de este sábado, sin duda, es el homenaje que merecen la irlandesa y una afición cuya entrega pareció la de las grandes citas. Un triunfo cimentado en las aportaciones ofensivas de jugadoras como la debutante Shanece McKinney (20 puntos), que asombró, además, por su buen trabajo defensivo (5 tapones). También destacó Jovana Vukoje, que sumó 17 tantos, muchos de ellos en momentos complicados, lo que añade un plus al valor de esa aportación. En tramos decisivos también sumaron ‘Monty’ (9 puntos y 7 rebotes) y Anna Gómez (12 tantos y 7 capturas), lo que sirvió para contener a un equipo, Campus Promete, que tuvo opciones de llevarse el encuentro hasta la última posesión.

Además, el de este sábado es un triunfo fundamental en el devenir de una competición en la que Embutidos Pajariel Bembibre aspira a seguir ocupando los primeros puestos de una clasificación que demuestra, semana a semana, la igualdad existente entre la gran mayoría de los equipos. Por ello es tan difícil ganar, incluso a los rivales que ocupan las últimas posiciones, pero ahora hay que mirar al futuro. Once partidos restan en la liga regular, de los que seis se celebrarán en el Bembibre Arena, cuya trascendencia se antoja clave para seguir soñando, eso sí, sin obsesionarse y siendo conscientes de que lo se está haciendo tiene un valor que igual ahora mismo no se entiende. Bueno… Quizá se entienda con el paso de los años.


HASTA LA ÚLTIMA JUGADA, LAS ESPADAS EN TODO LO ALTO

Los primeros ataques fueron una sucesión de errores por ambos bandos, que parecían estar tomando la medida a una cancha que se estrenaba en este 2016. Tuvo que ser la capitana de la escuadra local, ‘Monty’, la que abriera el marcador para iniciar unos momentos de toma y daca. Fueron las del Bierzo Alto las primeras en tomar la iniciativa en el luminoso, y lo hicieron gracias a una racha de 6-0. Sin embargo, las riojanas, merced a cuatro tantos seguidos de Juana Molina, se mantuvieron en el envite para iniciar unos minutos de intercambio de rachas.

Un triple de Vega Gimeno puso la que sería una de las mayores ventajas de encuentro (13-6), pero la respuesta de Paula Estebas desde el perímetro selló la reacción de las riojanas para poner las tablas en el electrónico (15-15). Una canasta de Anna Gómez casi sobre la bocina puso el 17-15 a la conclusión de un primer periodo que tuvo gran protagonismo de la debutante Shanece McKinney, que firmó 6 puntos, 3 tapones y 5 capturas en estos primeros diez minutos.

La continuación siguió el mismo guión y cinco tantos de las locales sin respuesta de las riojanas obligaron al técnico del Campus Promete, Andreu Bou, a pedir un tiempo muerto. Siguió sumando McKinney, aunque un triple de la exjugadora bembibrense Marta Tudanca otorgó la primera ventaja a las logroñesas (26-27) una vez superada la mitad de este segundo acto. Llegó entonces el momento de la aparición estelar de Vukoje, que firmó 10 de sus 17 tantos en estos minutos que precedieron al descanso. Repuso la ventaja local para llegar a la media parte con el 33-31 en el marcador.


La reanudación fue un nuevo impulso para las rojillas, que enlazaron otros cuatro tantos, con sendas canastas de Eli Vivas y McKinney, que elevaron el parcial a un 9-0. Poco a poco, las riojanas fueron estrechando el marcador, gracias sobre todo a Leslie Knight, que anotó 7 de sus 12 tantos en este tercer cuarto. No obstante, un enceste de Gómez sirvió para que la racha de las logroñesas no fuera tan peligrosa. Un nuevo acierto de ‘Monty’ y un pleno de McKinney desde el 4,60 provocaron de nuevo la máxima renta local (47-40), pero un parcial de 0-6 para las riojanas y la sucesión de errores en las últimas posesiones propiciaron que se llegara al cuarto decisivo con un resultado (47-46) mucho más equilibrado.

La racha, que creció hasta el 0-10, siguió al inicio del último cuarto y las riojanas recuperaron una iniciativa que apenas habían tenido durante los minutos previos. Muchas dificultades tuvieron para ver canasta las de ‘Chiqui’ Barros, que acumularon siete minutos sin anotar una canasta en juego, hasta que un triple de Vukoje igualó de nuevo la contienda casi en el ecuador de este definitivo cuarto (50-50). Volvieron a coger una exigua renta las de Bou, pero siguió la serbia anotando para evitar que las logroñesas rompieran el choque.

Superada la mitad del último acto, tuvo que ser McKinney, la MVP del encuentro (26 de valoración), la que devolvió la ventaja (56-55) a las de ‘Chiqui’ Barros, pero Jazz Covington, que anotó 6 de sus 12 tantos en estos minutos, repuso el dominio en el marcador de su equipo. Fueron instantes de constantes alternativas, el partido se volvió loco, pero las bercianas aguantaron  gracias a una gran defensa que detuvo los ataques visitantes durante tres minutos. Los tiros libres de McKinney, ‘Monty’ y Anna Gómez parecieron sentenciar, pero una falta antideportiva señalada a Vukoje, que supondría su quinta personal, dio vida a las de Bou.

Fue una decisión seguramente acorde al reglamento, aunque posiblemente debería dar lugar a interpretaciones por parte de los colegiados. Por suerte, Juana Molina, que anotó 13 puntos y fue la más resolutiva de las suyas, sólo acertó un tiro libre. En la siguiente jugada, Covington volvió a anotar para poner el 64-62, lo que convirtió el encuentro en un carrusel de faltas. Anna Gómez, que acabó con un 20 de valoración, hizo un pleno desde el 4,60 con poco más de 10 segundos por jugarse. De nuevo Covington acertó, pero ahora desde más allá del 6,75, quedando a un punto. La bola llegó de nuevo a la de Alfara del Patriarca, que recibió una nueva falta y sumaría otro tiro libre que puso el definitivo 67-65 después de que el último ataque visitante quedara en nada.

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 67 (17+16+14+20): Anna Gómez (12), Monty (9), Eli Vivas (2), Vega Gimeno (5), Shanece McKinney (20) –cinco inicial-; Laura Herrera (2) y Jovana Vukoje (17).

CAMPUS PROMETE, 65 (15+16+15+19): Amaya Gastaminza (-), Juana Molina (13), Jazz Covington (12), Marta Tudanca (7), Leslie Knight (12) –cinco inicial-; Ana-Marija Begic (4), Oumoul Thiam (8), Elena Salcedo (-), Paula Estebas (5) y Azania Stewart (4).

 

CB BEMBIBRE

 

 

 

A CAMPUS PORMETE SE LE ESCAPA A VICTORIA

Campus Promete no ha logrado esta tarde una nueva victoria en un partido igualado ante el Embutidos Pajariel Bembibre PDM, en el que las locales, con una férrea defensa impuesta por Rita Montenegro “Monty” y Shanace McKinney, condenaron a las riojanas a centrar su ataque en el borde exterior. El encuentro se decantó del lado berciano en las dos últimas jugadas por un ajustado 67-65.
Andreu Bou puso en la cancha a un quinteto inicial con centímetros y músculo formado por Juana Molina, Marta Tudanca, Amaya Gastaminza, Leslie Knighty Jazz Covington con el que el técnico catalán pretendía frenar el poderoso juego interior de las locales, comandadas por Montenegro y la debutante McKinney.
El Embutidos Pajariel Bembibre PDM, que tras dos derrotas consecutivas abandonaba los puestos de play off por el título, comenzó el primer cuarto con mucha energía y dando pocas opciones en ataque a las visitantes. Después de los tres primeros minutos de juego y con 4-4 en el marcador, las bercianas pusieron una marcha más para pasar rápidamente a un 10-5 (minuto 6) en los que las pívots Monty(4 puntos) y McKinney (6 puntos) se hacían con ambas zonas.
Pero las riojanas no perdían la cara al partido y con una gran Paula Estebas ya en pista liderando el juego de su equipo, el Campus Promete volvía a entrar en el partido para finalizar el primer cuarto con 17-15 en el electrónico.
Las de Bou comenzaban el segundo cuarto con su habitual juego rápido, pero con poco acierto de cara al aro, lo que provocaba que el Embutidos Pajariel Bembibre PDM volviera a irse en el marcador (22-17 en el minuto 3) y el primer tiempo muerto de Bou.
Tras la breve charla del entrenador, las riojanas saltaban de nuevo a la pista con un extra de motivación que se tradujo en un parcial de 6-14, con el que lograron ponerse por delante en el marcador por primera vez en el encuentro a falta de 2’09” para el descanso (28-31) tras verse obligadas a tirar desde el perímetro exterior–donde destacaban Marta Tudanca (7 puntos) y Molina(8 puntos)–al no poder contrarrestar el juego interior de las locales.
En los últimos minutos del segundo cuarto las locales lograban imponer de nuevo su fuerte juego interior, por lo que se llegaba al descanso con33-31 en el electrónico en un tiempo muy igualado entre ambos conjuntos y que se saldó con un parcialde16-16.
Tras el paso por los vestuarios, las bercianas volvían a sentirse cómodas en la pista y recibían a las riojanas –que saltaban de nuevo a la cancha con Paula Estebas, Oumoul Thiam, Elena Salcedo, Leslie Knight y Jazz Covington–con un parcial de 4-0 en el primer minuto (37-31).
Bloqueadas en la zona y condenadas a limar la renta local desde el borde exterior, las de Andreu Bou lograban un magnífico parcial de 0-8 para llegar a los últimos diez minutos del encuentro un punto por debajoen el marcador (47-46)en un encuentro igualado y de máxima tensión entre ambos conjuntos.
Una igualdad que se mantuvo en el último cuarto del partido con un constante ataque-defensa por parte de ambos conjuntos, que a falta de 3’25” mantenían el electrónico en un cardíaco 58-59.El partido se decantófinalmente del lado berciano en los últimos instantes, en los que las riojanas no estuvieron acertadas de cara al aro y cometieron varias pérdidas importantes, mientras que las locales anotaban una y otra vez desde la línea de tiros libres y desde el borde exterior. Al término del encuentro, 67-65 en el electrónico.
El Campus Promete recibirá el próximo domingo, 17 de enero, a las 19:00 horas en el C.D.M. Lobete, al Spar Citylift Girona, actual campeón de Liga Femenina y equipo en el que milita Adrijana Knezevic, ex del conjunto riojano.
Mejor jugadora del encuentro

La pívot debutante Shanace McKinney fue nombrada MVP del encuentro con 26 puntos de valoración, gracias a 20 puntos anotados, 5 rebotes capturados y 1 asistencia.
Por parte del Campus Promete destacó Juana Molina, con 13 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias que le valieron 19 puntos de valoración.


Embutidos Pajariel Bembibre PDM: 67 (17 + 16 + 14 + 20).Anna Gómez (12), Rita Esther Montenegro(9), Blanca Manivesa (0), Laura Herrera (2), Orla O’Reilly (0), Elisabet Vivas (2), Alba González (0), Marta Manivesa (0), Vega Gimen (5), Jovana Vukoje (17) y Shanece McKinney (20).
Campus Promete: 65 (15 + 16 + 15 + 19).Ana-Marija Begić (4), Amaya Gastaminza (0), Oumoul Thiam (8), Elena Salcedo (0), Paula Estebas (5), Juana Molina (13), Jazz Covington (12), Azania Stewart (4), Marta Tudanca (7) y Leslie Knight (12).

Alejandro Toraño
CAMPUS PROMETE