Es posible que el Spar CITYLIFT Girona ofreciera el mejor cata defensivo de la temporada, pero volvió a perder. Se subió a 68 puntos después de tres jornadas seguidas sin llegar a los 60, pero no fue suficiente. Los problemas para atacar siguen presentes. Ortega se quejaba ayer de las bandejas fallos pero con un 48% en tiros de 2 y un 36% en triples (y 2/4 en el último) cuarto, el problema de baja efectividad debe centrarse únicamente en el tiro libre (11/18) ... en el que el contrario no interviene. Y en un desenlace punto arriba punto abajo, los errores desde los 4,60 fueron decisivos.

A cuatro semanas de la copa (6 y 7 de febrero) podría parecer que construir una estructura de juego para atacar mejor es el objetivo. Lo es, pero no el único. Porque resulta que, a base de derrotas, el Uni ha visto como el margen de confianza sobre el quinto clasificado se ha reducido de tres victorias en sólo una, en tan sólo cinco jornadas.

De luchar por el primer lugar con el Avenida se ha pasado a sufrir para conservar la posición de play-off. Castellanas y gerundenses tenían 9-1 y dos victorias de margen sobre el tercer clasificado en la jornada 10. Ahora, la Avenida ya sabe que será primero el final de la liga regular (excepto un descalabro imprevisible) y que para las otras tres plazas en las semifinales hay hasta cinco aspirantes. Se ha añadido plenamente el Cadí, con quien el Spar tiene la suerte de mantener el basket average a favor. Pero los otros candidatos, el Uni ya tiene una derrota en casa con el Mann, que ayer lo atrapó en la mesa.

Spanou, cuenta atrás

Sin que haya ninguna confirmación por parte de la jugadora, Artemis Spanou estaría a pocos días de volver a Girona para comenzar los entrenamientos, después de casi dos meses de ausencia. Ella es la esperanza del técnico, Miguel Ángel Ortega, para dar un salto de calidad a todos niveles. Detrás, porque permitirá recuperar la defensa zonal match up (una zona que se ajusta a individual a partir de un momento) que tan buenos resultados había dado antes de la ventana FIBA. Y en ataque, porque tiene más polivalencia que ninguna otra interior del equipo y amenaza anotadora desde prácticamente todas las posiciones, incluida la del tiro de tres puntos. En todo caso, no hay ningún elemento para pensar que podría reaparecer la próxima jornada.


Toni Romero
FOTO: Jordi Ribot
lesportiudecatalunya.cat