zamarat bembibre

QUESOS EL PASTOR MUESTRA SU MEJOR CARA

La victoria esta temporada en la Liga Femenina está tan cara que depende de mínimos detalles o más de la actitud mental de los equipos que de su rendimiento sobre la cancha. El Quesos El Pastor de ayer no fue muy distinto al que cayó una semana antes en Ferrol pero esta vez el balón quiso entrar y las zamoranas supieron sentenciar antes de esos temibles minutos finales a los que suelen llegar con escasas fuerzas.

Porque el de ayer era un equipo mucho más fuerte, sobre todo, mucho has hecho que los dos anteriores ante los que encajó sendas derrotas. Además, Eilihd Simpson sufría una rotura fibrilar esta semana y complicaba de nuevo las cosas a una plantilla tan corta de recursos como la zamorana. Pero también Bembibre llegaba con la baja de su irlandesa Orla O´Reily y con un "roster" asimismo muy limitado.

Las fuerzas pues se planteaban muy igualadas, como se esperaba que fuera el desarrollo del partido, pero, lo que son las cosas, el Zamarat ganó con total autoridad mostrando la cara buena, la que le permitirá ascender muchos puestos en la clasificación si logra mantenerla esta línea de juego. Bembibre había ganado los once últimos "clásicos" -incluídos amistosos- pero ayer nada pudo hacer ante un Quesos El Pastor magnífico de nuevo que se olvidó del encorsetado juego estático de jornadas anteriores y volvió a optar por correr, que si había perdido a Simpson por lesión, recuperó a Aliaga como artillera, y que si echaba menos a Cinili, la reencontró con un enorme trabajo defensivo y unos preciosos diez puntos.

Saltó a la cancha mucho más centrado el Quesos El Pastor y pronto se colocó con una ventaja clara de 7-3 fruto de un intenso trabajo defensivo. La norteamericana Mc Kinney, recién llegada al Bembibre, quiso entrar en el partido con su primera canasta, pero le respondía Sabrina Cinilli con un triple, y el trabajo colectivo del Zamarat daba sus frutos obligando a su rival a agotar la posesión en la jugada siguiente (12-5).

Bembibre no se inmutó, siguió a lo suyo y pronto logró acercarse a un solo punto en el marcador. Las zamoranas apretaron de nuevo en los últimos instantes y lograban dos canastas seguidas, una sobre la bocina, para cerrar el primer cuarto con 19-16.

En el segundo periodo el mundo se vino abajo para el Bembibre que tardó cinco minutos en anotar de nuevo. Chiqui Barros intentó cortar la racha zamorana con un tiempo muerto, pero no consiguió nada.

Su equipo agotó una posesión, y las zamoranas mantenían su acierto en el tiro exterior hasta acumular cinco triples al descanso.

Tuvo que ser Anna Gómez la que cortase la racha de 17-0 que había acumulado el Quesos El Pastor. Se produjo un amago de reacción por parte de las bercianas pero un tiempo muerto de Lucas Fernández las frenó en seco y el partido llegaba al descanso con 42-25, los 17 fatídicos puntos.

Tras la reanudación del encuentro, el Zamarat no encontró demasiados problemas para mantener su ventaja en el marcador y el partido continuó en una tónica de intercambio de canastas, alcanzando las zamoranas los 20 puntos de ventaja en el minuto 26 (50-30). Fue el momento en el que el Bembibre pareció despertar de su inesperado letargo y, coincidiendo con un tiempo de descanso de Mariona Ortiz, las bercianas firmaban un inquietante 0-6.

Pero ayer el Quesos El Pastor sí se mostró como un equipo con capacidad de reacción y fue Laura Aliaga la que contestaba con un triple para devolver la tranquilidad a su equipo.

El partido entró entonces en una tónica de juego duro y nerviosismo por ambas partes a lo que no contribuía demasiado la actuación arbitral. Sabrina Cinili recibía una antideportiva que suponía su cuarta personal, y Anna Gómez ponía en práctica su experiencia para anotar un triple cuando más lo necesitaba el Bembibre. Las alarmas saltaron en el Angel Nieto con el 55-43 pero de nuevo llegó la reacción naranja con dos triples seguidos de Aliaga y Svitlica que permitieron un parcial de 62-45 para cerrar el tercer cuarto.

El Bembibre no había sido capaz de reaccionar a tiempo porque el Zamarat ya no tuvo problemas para controlar la contienda cuajando un magnífico final de partido para cerrar el parcial con un rotundo 21-11 con las canteranas Nuria Mateos y Ester Martín sobre la cancha.

Con esta victoria, el Quesos El Pastor se distancia a una victoria de los puestos de descenso, a la espera de lo que hagan hoy sus directos rivales, el Gran Canaria que visita al Mann Filter, y el Campus Promete que recibe a Girona.


Manuel López-Sueiras
foto: Emilio Fraile
laopiniondezamora.es

 

 

SIN RESPUESTA ANTE EL EXCEPCIONAL ACIERTO DE QUESOS EL PASTOR


Sin excusas y con total justicia, Embutidos Pajariel Bembibre vio rota su buena racha en los duelos de rivalidad regional frente a Quesos El Pastor de la Polvorosa y cayó (83-56) en un partido que tuvo poca historia y en el que el vencedor tuvo un dominio incuestionable. Un parcial de 19-0 entre el final del primer cuarto y el inicio del segundo fue una losa muy pesada para las jugadoras bercianas, que, sin embargo, tuvieron esperanzas de remontar en el tercer periodo gracias a unos minutos en los que mejoraron su nivel defensivo y la desventaja llegó al -12 (55-43). Sin embargo, la reacción del conjunto zamorano fue tremenda, como fue la tónica dominante durante todo el choque, y con dos triples minaron la moral de una escuadra bembibrense que aun así siguió peleando al inicio del último periodo para firmar una remontada que en todo momento se antojaba casi una quimera ante el extraordinario acierto exterior (62,5% en tiros de tres) de las zamoranas y su aplastante dominio en el rebote (39-25).
Pese a la derrota sufrida este sábado en Zamora, que es la octava de la temporada, el conjunto dirigido por ‘Chiqui’ Barros sigue en solitario en la séptima posición tras la disputa de dieciséis jornadas. Se mantiene a una victoria de Cadí La Seu, que, eso sí, tiene ganado el basket-average al conjunto del Bierzo Alto. Se aleja a dos un Gernika Bizkaia que suma diez triunfos e iguala, al menos de momento, con dos equipos, Mann-Filter Zaragoza y SPAR Citylift Girona, que pelean por el tercer puesto y juegan este domingo sus respectivos compromisos. Se podrían situar, en caso de vencer, con tres encuentros de ventaja sobre el equipo rojillo. Por detrás, Star Center-Uni Ferrol, que visitará el Bembibre Arena el próximo sábado, e IDK Gipuzkoa están a un triunfo de un conjunto berciano cuya ventaja respecto a los puestos de descenso es, a falta de los partidos del domingo, de tres victorias.


Es patente la igualdad que hay este año en una Liga Femeninaen la que cualquier equipo puede vencer a cualquier rival. Exceptuando Perfumerías Avenida, que ha elevado su racha a quince triunfos seguidos y es líder de manera incontestable, todos los equipos sufren para ganar, sobre todo a domicilio. Son muchos los condicionantes que hacen que conjuntos como Embutidos Pajariel Bembibre tengan que trabajar tanto sus victorias, aunque lo consiguen con una dignidad encomiable. En su casa, eso sí, es otra historia. Con aficiones como la del Bembibre Arena y evitando algunos de esos factores en contra, logran disimular muchas carencias e incluso se permiten el lujo tutear, como hace muchas veces el cuadro bembibrense, a los equipos más poderosos económicamente.


No se descubre nada si se dice que a Embutidos Pajariel Bembibre le cuesta un mundo ganar. Este año, si cabe, más que en temporadas anteriores, pese a que la mística del Bembibre Arena aún empuja y parece ayudar en las victorias de su equipo. Este año, el equipo dirigido por ‘Chiqui’ Barros sufre mucho para sumar sus victorias, pero lo logra sostenido por una defensa que es la que habitualmente termina por inclinar la balanza a su favor. Si este argumento falla como ocurrió esta vez en Zamora, las posibilidades de éxito de las rojillas -que en esta ocasión vistieron de azul- se ven muy mermadas. A pesar de todo, siempre compiten y dan la cara. Por muy mal que pongan las cosas, siempre hay un momento en el que aparece un rayo de esperanza.


Recordamos gestas que nos hacen creer que pueden volver a repetirse, y nos imaginamos otra remontada histórica. Sin embargo, en una competición tan exigente como ésta, cualquier desliz en un momento del partido decide duelos que, sobre todo esta temporada, suelen ser muy igualados. Si ocurre como esta vez, que uno de los contendientes se muestra tan superior como lo hizo el cuadro zamorano, nada hay que objetar y sólo pensar en la próxima cita. La vuelta al Bembibre Arena debe ser determinante en lo que resta de temporada, y allí debe certificar el conjunto bembibrense su permanencia, que es la prioridad absoluta. De los diez encuentros que restan por disputarse, seis serán en el recinto bembibrense, por lo que debe ser un factor determinante en las aspiraciones del conjunto del Bierzo Alto. Su afición, que tampoco falló en la cita de este sábado en el Ángel Nieto de Zamora, tendrá un papel importante en lo que consiga el equipo rojillo en su cuarta temporada en la máxima categoría del baloncesto femenino.


CRÓNICA: UN PARTIDO CASI IMPOSIBLE AL DESCANSO
Tras la canasta inicial de Vega Gimeno, las zamoranas tomaron el mando del encuentro merced a cinco tantos consecutivos sin respuesta visitante. Sabrina Cinili, que aportó 7 puntos en este primer cuarto, estiró la renta local, pero las interiores del conjunto berciano se encargaron de reducirla una vez superada el ecuador del primer acto. Un 2+1 de Sandra Pirsic mantuvo al equipo naranja con ventaja, hasta que las bembibrenses consiguieron enlazar cuatro puntos, con dos tiros libres de Jovana Vukoje y una canasta de Anna Gómez, que les devolvieron la iniciativa (15-16). Sin embargo, otra canasta de Cinili y un triple sobre la bocina de Natalie Van den Adel pusieron el 20-16 con el que se cerraron los diez primeros minutos.
Siguió la racha de las zamoranas, que alargaron su parcial hasta el 19-0. Se ahogaba el ataque berciano en la defensa local y los triples que intentaban las bembibrenses, aunque bien seleccionados, no entraban. Por contra, los de las zamoranas sí lo hacían y disparaban la renta local hasta casi la veintena (34-16). Mediado el segundo periodo, después de bastantes minutos sin ver aro, Anna Gómez, que acabaría el partido con 16 tantos, sería la encargada de anotar los primeros puntos de la escuadra del Bierzo Alto en estos segundos diez minutos. La base valenciana anotaba cinco puntos para evitar que se rompiera el choque tan pronto. Pese a que el juego berciano mejoró levemente gracias a la defensa, el desacierto en ataque impidió que el cuadro bembibrense redujera la desventaja para recuperarse en estos momentos del encuentro. A la media parte, el resultado (42-25) obligaba a una heroicidad en la segunda mitad.
Lo que parecía imposible al descanso se convirtió en una utopía mediado el tercer acto. Llegó la ventaja local a la veintena (50-30), hecho que propició una tímida reacción de las  rojillas. Una canasta de Jovana Vukoje al contraataque tras un robo pareció ser la chispa que necesitaban las bembibrenses para despertar. Junto a los puntos de Gómez y la aportación de Shanece McKinney, que acabó con 15 tantos, redujeron la ventaja local hasta cerca de la decena (55-43). Sin embargo, el acierto exterior de las zamoranas relanzó a las de Lucas Fernández. Con dos triples, uno de Dragana Svitlica y otro de Laura Aliaga, iniciaron un parcial de 7-0 que les permitió llegar al último cuarto con una ventaja muy amplia (62-45) pese a la última canasta de la norteamericana del conjunto del Bierzo Alto.
Las esperanzas se esfumaron mediado el último cuarto. Pese a que empezó bien con una canasta de Gimeno y el único triple berciano del partido a cargo de Vukoje, las rojillas no lograron encadenar una racha que les permitiera tener opciones y los triples de las zamoranas elevaron su ventaja por encima de la veintena. Si hubo alguna opción tras la canasta desde el 6,75 de la serbia del cuadro visitante, Sofía Gomes y Van del Adel se encargaron de acabar con ella. La portuguesa, que acabó con 16 puntos y 15 rebotes, y la holandesa, que sumó 18 tantos, se encargaron de iniciar un parcial de 12-0 que, ahora sí, puso la rúbrica al choque. Ya sin opciones, las bembibrenses pusieron todo su empeño y lo intentaron de mil maneras para que la renta local fuera reduciéndose. Sin embargo, sólo evitaron que fuera a más para que al final del encuentro el luminoso reflejara un contundente 83-56 favorable al conjunto zamorano.

QUESOS EL PASTOR DE LA POLVOROSA, 83 (20+22+20+21): Mariona Ortiz (12), Dragana Svitlica (8), Natalie Van den Adel (18), Sofía Gomes (16), Sabrina Cinili (10) -cinco inicial-; Nuria Mateos (-), Sandra Pirsic (10), Laura Aliaga (9) y Ester Martín (-).
EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 56 (16+9+20+11): Anna Gómez (16), Laura Herrera (7), Eli Vivas (2), Vega Gimeno (9), Shanece McKinney (15),-cinco inicial-; Monty (-) y Jovana Vukoje (7).

INCIDENCIAS: Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del exjugador de baloncesto salmantino Carlos Núñez.

PRÓXIMA CITA, EN EL BEMBIBRE ARENA ANTE STAR CENTER-UNI FERROL
El siguiente encuentro para Embutidos Pajariel Bembibre se celebrará el próximo sábado a partir de las 18:15 horas. Visitará el Bembibre Arena el Star Center-Uni Ferrol, que acumula 7 triunfos tras imponerse este sábado por 67-48 a un IDK Gipuzkoa UPV al que, pese a estar igualados en el número victorias, supera por el basket-average particular.


Norberto de la Mata
CB BEMBIBRE