Lucas Fernández acudió a la sala de prensa con la relajación propia de una reconfortante victoria:

"Es un día para estar feliz pero no por la cuestión del resultado sino porque las jugadoras han podido tener esa recompensa que esperaban. Nosotros trabajamos desde el hecho de no esperar una recompensa inmediata pero el día que te sientes cómoda, que eres capaz de responder a situaciones difíciles que el rival nos ha puesto, lo disfrutas. Hemos tenido esa fortaleza para en esos momentos delicados, encontrar esos tiros para sobreponernos. Pero me quedo con la reacción de cada una de las jugadoras y del equipo ante cada error".

El momento clave del encuentro fue el del 17-0 que disparó al Zamarat en el marcador: "Siempre respetamos a todos los equipos, y a Bembibre, por la trayectoria que traemos con ellos, mucho más. Pero, a diferencia de otras ocasiones, hoy nuestro buen momento en el partido lo pudimos estirar un poco más, con buena selección de tiro y con aquello que no se ve, esfuerzos continuos en defensa, trabajo importante en el rebote, que eran absolutamente necesarios para poder competir".

El Quesos El Pastor supo anular las opciones en ataque del Bembibre: "Hablamos siempre que todo tiene que venir del colectivo y hoy nadie se paró en defensa en muchos momentos. Todo el mundo hizo un esfuerzo más para estar preparadas para el rebote. Fue la misma intensidad que mantuvimos la semana pasada en Ferrol y anteriormente con UPV, con el buen hacer hoy de que nos acompañó la fluidez en ataque y la calma para tomar esos tiros".

Lucas Fernández cree, respecto al supuesto cambio de actitud del equipo respecto a la semana pasada, que "la actitud siempre es buena. La semana pasada no estuvimos mentalmente fuertes porque jugar fuera de casa es muy difícil, jugó un extraordinario partido. No hubo falta de actitud, pero nos faltó fortaleza mental en algunos momentos, en otros, hemos sido capaces de responder cuando el rival parecía remontar, y el rival nos ganó. Pero la clave estaba en no pensar en lo que pasó en Ferrol. Puedes cometer un error y tu actitud puede ser hacerte más pequeña o mantenerte más fuerte, no volver a cometer ese error. Este equipo no concibe que no haya actitud, aquí todo el mundo se deja el alma partido a partido y eso lo demostramos tanto en casa como fuera".

Chiqui Barros con su habitual sinceridad reconoció en rueda de prensa que la victoria del Quesos El Pastor fue justa: "Hubo solo un equipo sobre la cancha, que fue el Zamarat. No hubo partido, fue una superioridad enorme del equipo local y una victoria muy merecida. Pero a veces las complicaciones se las busca uno solo. Este es el año que más nos cuesta ganar en LF. Yo sé lo que somos, sé el talento que tenemos y lo que nos cuesta. Y nos va a costar muchísimo la permanencia", dijo el técnico gallego


LAURA ALIGA: 2HEMOS JUGADO MUY BIEN EN GRUPO"

Laura Aliaga volvió ayer a jugar un buen número de minutos y fue pieza importante en momentos decisivos del encuentro: "La clave de la victoria ha estado durante toda la semana que hemos entrenado muy bien, no hemos pensado en la derrota del último partido. Te dan otra oportunidad para jugar, la hemos aprovechado al máximo, hemos sabido coger los errores que ellas hacían en defensa, hemos jugado tranquilas y confiando en nosotras mismas. Jugando muy bien en equipo, hemos logrado la victoria".

La jugadora naranja aseguró que "nos merecíamos este triunfo porque hemos trabajado bien durante la semana y se ha visto en la pista".

La alero añadió que "yo siempre disfruto, esté jugando o en el banquillo ayudando a las compañeras. Hoy he tenido más minutos, los he aprovechado al máximo, he aportado los puntos que he tenido que aportar y personalmente, estoy contentísima. A seguir trabajando y a ver que hacemos la semana que viente".

Aliaga no cree que el equipo haya cambiado respecto al partido de Ferrol: "El equipo es el mismo, somos las mismas componentes, lo que ocurre es que a lo mejor hemos puesto un punto y aparte en el tema de actitud, a la hora de pensar en el partido. Hemos mejorado en ese aspecto, y hoy han entrado los tiros porque jugar, jugamos siempre bien, esa ha sido la diferencia. Nos tocaba y estamos convencidas de que seguiremos así", concluyó la jugadora del Quesos El Pastor de La Polvorosa.


Manuel López-Sueiras
foto: Emilio Fraile
laopiniondezamora.es