ferrolAdemás de por el resultado en sí, la victoria que el Star Center-Uni Ferrol consiguió ayer sobre el Gipuzkoa es de esas que sirven para encarrilar su permanencia en la máxima categoría nacional. Los 19 puntos de ventaja que logró, además de los diez que había sumado en el encuentro de la primera vuelta, permiten al equipo ferrolano igualar en la tabla clasificatoria a uno de los que va a ser un rival directo al final de la competición.

Además, los dobles o triples empates en los que estuviese involucrado con el conjunto de San Sebastián lo van a favorecer en todos los casos.
El encuentro fue uno mientras Arantxa Novo estuvo en la pista y otro totalmente distinto cuando tuvo que ser sustituida debido a una lesión en su rodilla derecha que le impidió seguir en el partido. Entonces el Gipuzkoa iba con ventaja en el marcador (7-13) y, aunque a nivel indivual la base ferrolana no estaba siendo tan determinante como otras veces, su presencia ayudaba a que la escuadra donostiarra, con la estadounidense Cierra Bravard como principal recurso ofensivo, ejerciese claramente el mando.


Pero entre la salida de la jugadora ferrolana, lo que hizo que el Gipuzkoa atacase de una manera mucho menos claro, y la mejoría defensiva del Star Center-Uni Ferrol, el partido empezó a cambiar de signo. Al final del primer parcial la ventaja seguía siendo visitante, pero mediado el segundo cuarto el equipo ferrolano ya tomó una delantera (27-26, min. 25) que apenas volvió a ceder, ya que su ritmo hacia la victoria era prácticamente imparable.  

superioridad
Con más de diez puntos de ventaja desde antes del intermedio, el Star Center-Uni Ferrol no pasó por demasiados problemas para mantener esa renta en los dos últimos cuartos. La falta de claridad que el Gipuzkoa mostró a la hora de atacar incluso hizo que la distancia fuese aumentando a medida que pasaban los minutos, hasta llegar al final del partido con una renta de 19 puntos que le sirve a la escuadra que dirige Lino López para mirar el futuro con más optimismo ante la igualdad que se registra.
La nota negativa del partido llegó en los últimos minutos, en los que los percances que sufrieron Kelley y, sobre todo, Laura Quevedo, le pueden costar caro al Uni Ferrol. La internacional tendrá que ser sometida a pruebas médicas para determinar cuál es el alcance de la lesión que sufre en la rodilla derecha, a la espera de que sea menor de lo que se temía. Y es que el concurso de todos será fundamental a la hora de lograr el objetivo

diariodeferrol.com