La trayectoria de Bea Sánchez discurre de forma paralela a la del Star Center Uni Ferrol. La jugadora andaluza ha madurado baloncestísticamente a la par que el conjunto departamental se ha ido consolidando en la máxima categoría, aplicando en el terreno personal los mismos ingredientes que han convertido a la formación azul en la revelación del campeonato: trabajo duro y sin estridencias.   
Ante el Araski estuvo impecable. Marcó 21 puntos con un espectacular porcentaje de acierto –6 de 10 en tiros de campo y pleno en sus 8 tiros libres– , capturó 13 rebotes, dio 2 asistencias, robó 4 balones y recibió 4 personales para completar una valoración de 39. Récord personal y una cifra que la convirtió por primera vez en su carrera en la jugadora más valorada de la jornada. Muchos números y un pequeño pedazo de gloria al que, sin embargo, otorga un papel secundario, pues aquí lo que cuenta es el equipo –“aporto todo lo que puedo para él”– y lo esencial fue sumar una de esas victorias con las que, por la forma en la que se produjo, sueña cualquier deportista. “Teníamos muchas ganas de revancha después de que nos eliminasen en la Copa”, reconoce la pívot de Rota, quien añade que sabían que “iba a ser un partido duro por el cansancio de la última semana, pero mereció la pena”.


Un duelo en el que Sánchez brilló como con anterioridad lo hicieron Barbee, Cabrera, María Pérez, Ana Suárez... y es que ese es, a juicio de la pívot del Star Center, la clave de un equipo en el que “un día juega bien una y otro día lo hace otra. Eso es lo que nos hace fuertes, nos permite competir y ganar partidos. Otros equipos tienen una jugadora que destaca. Nosotros somos un grupo”.


Después de defender en las últimas cuatro temporadas la camiseta del Star Center Uni Ferrol y una quinta temporada en una etapa anterior, pocas jugadoras conocen como ella los entresijos del club y saben la repercusión que los éxitos de esta campaña tienen para una entidad tan modesta como la departamental. Ella, que conoció las gradas de Esteiro mucho menos concurridas, valora como nadie el ambiente que acompaña los partidos del equipo como local. Un clima “espectacular” para un partido no menos espectacular. “Lo bueno que tiene este equipo es que no hay momento en el que no sea capaz de venirse arriba”, resume Bea Sánchez en alusión a la enésima remontada de las ferrolanas. Una fe impresa en el ADN de un equipo con una dinámica infalible: “trabajar, luchar y no dar nunca nada por perdido”.


Y así logró su histórica clasificación para la Copa de la Reina y así pretende ahora acceder a los play-off por el título. “Estamos a un paso y vamos a darlo todo por jugarlos. No tenemos límites”.

diariodeferrol.com
foto: Virginia Algora (LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO)