En pocas canchas se jugará tanto esta jornada como en el polideportivo insular de La Paterna –20.00 horas en la península–. Allí, Spar Gran Canaria y Star Center Uni Ferrol rivalizarán por una victoria clave en las aspiraciones de ambos. Aspiraciones, eso sí, bien distintas, pues si a las canarias prácticamente solo les vale ganar para mantener la categoría, el reto del conjunto departamental es mucho más ambicioso y pasa por clasificarse para los play-off por el título y redondear así su histórica temporada.

Las de Lino López deberán acostumbrarse a este escenario, pues de los cuatro partidos que le restan en la liga regular, tres los disputarán, precisamente, ante equipos que están lidiando con el descenso. Escuadras cuyo rendimiento ha sido deficitario hasta el momento pero que, sin embargo, en este momento dramático resultan especialmente peligrosas. Consciente de ello, el Star Center Uni Ferrol pretende, ante todo, abstraerse de la euforia que sus últimos éxitos ha llevado a su entorno. El preparador ferrolano es siempre cauto y más en un momento como este en el que, más que nunca, la precaución se impone: “Canarias demostró la semana pasada ante Mann Filter –perdió 88-83–que tiene muchas ganas de salvarse”, advierte López quien, además, califica a su adversario como un “equipo competitivo y muy físico y en su casa le pone las cosas muy difíciles a todos los equipos”.

La radiografía de Lino López no puede ser más acertada. Las cuatro victorias que el Gran Canaria ha conseguido esta campaña han llegado todas ellas en su feudo, donde, además, otros conjuntos han pasado muchos apuros para ganar. Allí sucumbieron algunos de los rivales directos del Star Center en la lucha por el play-off, como Mann Filter, Al-Qázeres o Gipuzkoa, así que el cuadro ferrolano no quiere ser otro de los que pueda lamentar lo que pudo ser y no fue por los puntos que se dejó en Gran Canaria.

Y es que el duelo de esta noche es de esos en los que ganar no garantiza nada, pero perder complicaría las cosas para un Star Center Uni Ferrol que se dejaría el ínfimo colchón que tiene respecto a sus perseguidores.

Sin dramatismo y sin añadir más presión de la que el propio duelo tiene, el cuadro ferrolano no se fía de un Gran Canaria que, por su estilo de juego, no es un equipo que se adapte precisamente a sus características. De hecho, en la primera vuelta, las ferrolanas ganaron de un único punto (92-91) en un final agónico que se pudo decantar a favor de cualquiera. Ahora, a sabiendas de que si pierde puede incluso consumarse esta noche su descenso, el equipo que dirige Mederos está más desesperado si cabe. Un equipo que se faja, precisamente, donde el Star Center está más limitado de efectivos, en la “pintura”, con gran potencial físico, capacidad de rebote y jugadoras como Coulibaly, dominadora bajo tableros y auténtica referencia de las canarias.

En las filas ferrolanas, la gran novedad radica, sin duda, en la presencia de Ana Suárez. La jugadora se vestirá de corto, pero su concurso está en el aire y dependerá tanto de sus sensaciones –todavía no está al cien por cien y tiene algunas molestias– como de la necesidad del equipo

diariodeferrol.com
foto: Virginia Algora (LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO)