Lyndra Shajuan Weaver, ala-pivot estadounidense de 185 centímetros de altura y 29 años de edad (nació en Washington el 20 de junio de 1987) es el primer fichaje del IDK Gipuzkoa de cara a la próxima temporada. Weaver es una jugadora con gran capacidad anotadora, a lo que añade una importante fortaleza física que le permite dar un buen nivel en defensa y ayudar en el rebote. Su presencia, por tanto, dotará de potencia y calidad al juego interior del conjunto guipuzcoano.

Lyndra Weaver, formada en la Universidad de Virginia, dio en 2009 el salto a Europa. Su primera experiencia fue en el TTT Riga de Lituania y a partir de ahí ha jugado en Turquía (Cankaya), Israel (Maccabi Ramat), Polonia (Gorzow), Ecuador (UTE), Puerto Rico (Gigantes de Carolina) e Italia (Lavezzini y Vigarano, su equipo esta pasada temporada). Una trotamundos que ha dejado también su huella en la Liga Femenina, ya que la temporada 2014-15 jugó en el Rivas Ecópolis y la 2015-16 en el C.R.E.F. ¡Hola!. En el Rivas Ecópolis promedió 13,3 puntos y 8,8 rebotes, mientras que en el C.R.E.F. ¡Hola! sus números fueron aún mejores: 17 puntos, 10,1 rebotes y 4,8 faltas recibidas. Además, ahora está disputando la liga de Argentina con el Berazategui junto con la jugadora del Star Center-Uni Ferrol Ana Suárez.

Weaver es la tercera pieza de la plantilla del IDK Gipuzkoa para la temporada 2017-18 junto con las renovadas Lara González y Toch Sarr.


"Soy muy competitiva"

Weaver está satisfecha de volver a la Liga Femenina de la mano del IDK Gipuzkoa, que ha apostado fuerte por su fichaje: "Ya jugué en el Rivas Ecópolis y el C.R.E.F. ¡Hola! y me gustó la experiencia, es una liga fuerte en la que me siento cómoda y he hecho dos buenas temporadas. Quería volver. El IDK Gipuzkoa ya contactó conmigo el año pasado, entonces no pudo ser y este año seguían interesadas en mí, así que me decidí. Solo me han contado cosas buenas del club".

La ala-pívot se define como una jugadora "competitiva": "Le pongo mucha pasión en la cancha, quiero ganar. Además, puedo aportar experiencia y soy versátil, puedo jugar por dentro y por fuera. Me gusta anotar, pero también ayudar en defensa, soy comunicativa y trato de hacer mejores también a las compañeras. Soy muy competitiva". Weaver sabe que el equipo guipuzcoano viene de hacer su mejor temporada. "Esperemos entre todas tener una temporada igual de exitosa o más que esta última, ojalá podamos clasificarnos otra vez para el play-off, espero que el club pueda conseguirlo de nuevo", dice la estadounidense, que estará en Berazategui hasta el 13 de julio.

DONOSTI BASKET