caceresEl Al-Qazeres está on fire. Tras dos semanas sin dar una sola noticia, en dos días ha ofrecido unas cuantas. Ayer hubo dos: la renovación de la base Mariona Martín y la incorporación de su entrenador, Jacinto Carbajal, a la selección española en la categoría sub-20. Será asistente de José Ignacio Hernández en el próximo Europeo, que tendrá lugar en Portugal.

La continuidad de Martín estaba cantada desde prácticamente el final de la temporada anterior, cuando demostró estar bastante recuperada de la lesión que la apartó de las pistas durante casi un año. Al club le gustan mucho las condiciones que ofrece la jugadora, nacida en Barcelona el 24 de abril de 1996. Es joven, dinámica y ya ‘de la casa’: cumplirá su tercera temporada vestida de verde y amarillo.

Después de romperse la rodilla en plena la campaña 2015-16, se pasó la primera vuelta de la 2016-17 terminando su rehabilitación. Cuando lo consiguió, y aprovechando el hueco quedaba tras la lesión de Carla Nascimento, entró en la rotación, promediando 18:25 minutos, 3,5 puntos y 1,5 asistencias. Se cree que puede progresar todavía más gracias a su edad, siendo una base con la visión de juego y la velocidad como principales virtudes.

«Estoy muy contenta con la renovación. Para mi es un orgullo seguir formando parte de esta familia, espero seguir creciendo como jugadora y sumar al objetivo para conseguir los objetivos del equipo», comenta.

Falta la confirmación oficial, pero compartirá posición con Nascimento, cuya fractura de húmero en el brazo derecho está ya curada. Ahora se está poniendo en forma y recuperando sensaciones en la pista. Sería una sorpresa que no concretase su continuidad en las próximas semanas. Hay tanta confianza en su relación con el club que dependerá de ella misma: si no se ve para regresar al máximo nivel, renunciará a firmar otro contrato.

CARBAJAL, A LA SUB-20 / Son días felices para Jacinto Carbajal, que hasta ahora no había entrado en el reparto que suele hacer la Federación Española de puestos en los distintos cuerpos técnicos de las selecciones inferiores entre entrenadores emergentes.

Por fin con la selección sub-20 se han acordado de él, avalado por sus dos ascensos en tres años y una permanencia en la Liga Femenina. Acudirá a Matosinhos (Portugal) para colaborar con José Ignacio Hernández, al que durante la temporada se enfrentará porque es quien dirige al Campus Promete. El equipo español parte como uno de los favoritos al título, con mucho talento repartido entre varias jugadoras que actúan en la liga universitaria estadounidense y con Ángela Salvadores como principal referente anotador.

elperiodicoextremadura.com