Puso rumbo a Estados Unidos cuando aún no había cumplido la mayoría de edad y no tardó en hacerse un nombre en una NCAA en la que Celia García batió récords como capitana de un equipo en el que demostró una buena dosis de carácter y liderazgo. De vuelta a España, la alero vallisoletana se prepara ya para debutar en una LF 1 en la que portará galones como uno de los refuerzos de un Quesos El Pastor que ha apostado por la juventud como futuro.

Veintiséis años después de su último gran registro, la NCAA norteamericana tuvo que ver cómo era una joven vallisoletana (1995) quien inscribía su nombre en los rankings históricos de la competición al apoderarse de un total de 24 rebotes en uno de sus encuentros.

Una hazaña con la que la jugadora Celia García dejó más que claro el pasado mes de febrero que sus cuatro años en el baloncesto universitario de los Estados unidos habían dado los frutos deseados. Eso sí, no ha faltado entremedias ni un solo día de intenso trabajo en un camino que dio comienzo cuando aún no había cumplido la mayoría de edad y al que puso el broche de oro durante las últimas semanas con la confirmación de su retorno a España.

Y lo hace convertida en una de las jugadoras a tener en cuenta de cara a una temporada 2017/18 en la que debutará en la Liga Femenina 1 de la mano de un CD Zamarat al que llegará con la sabiduría y la experiencia adquirida durante un periplo que ha hecho de ella una jugadora mucho más completa que la que jugó sus primeros minutos en la LF2 allá por la campaña 2012/13.

Una alero polivalente de esas hechas a sí mismas, con un carácter y una personalidad propias sobre la cancha y que llevará gran parte del peso de un equipo que ha apostado este año por la juventud y el talento como futuro dentro de una competición en la que Celia está deseando poder lucir ya su dorsal 23.

García: “Llego a la Liga Femenina 1 con una gran ilusión”

De vuelta a España tras un periplo universitario de cuatro años en el continente Americano, Celia aprovecha estos días para disfrutar del baloncesto a otro nivel con su presencia en diferentes actividades y campus a lo largo de la geografía nacional. Un modo de cargar las pilas de cara a esa nueva etapa en una Liga Femenina 1 que la recibirá con los brazos abiertos y a la que aguarda ya con ilusión tal y como puede desprenderse de sus primeras palabras como jugadora del CD Zamarat.  


Celia, cuatro años después de tu marcha a Estados Unidos, de vuelta a casa. ¿Cómo resumirías la que hasta el momento ha sido la gran experiencia de tu carrera?

“Como una experiencia sumamente enriquecedora. Tomar ese tipo de decisión siempre es complicado y más aún cuando tienes tan sólo 17 años ya que supone dejar atrás la casa en la que has vivido durante toda tu vida con tu familia pero desde el principio tuve claro que no quería dejar pasar esa oportunidad. En Estados Unidos me ofrecían la posibilidad de poder combinar el baloncesto con los estudios y eso era algo sumamente atractivo para mí”.


Durante estos años no han dejado de llegarnos noticias positivas de tu paso por la universidad pero… ¿cómo ha sido el día a día? ¿Qué nos hemos perdido en este tiempo?

“Los dos primeros años comencé en Colorado en un Junior College muy pequeñito pero en el que estuve muy contenta porque las cosas a nivel deportivo fueron fenomenal. A partir de ahí, el tercer año me moví a San Antonio donde me encontré con una vida totalmente diferente a la que tenía en Denver con un primer año de adaptación y un segundo en el que las cosas fueron mucho mejor. Han sido cuatro temporadas muy intensas y de las que guardo un grandísimo recuerdo, el más bello el de aquel partido en el que batí el récord de rebotes de la NCAA y en el que me cambiaron a falta de 40 segundos para que recibiera la ovación de todo el pabellón. Otro buen recuerdo ha sido el haber podido ser capitana del equipo en un par de ocasiones, algo que no es para nada sencillo y que valoro aún mucho más por haberlo conseguido siendo extranjera”.


¿Cómo es la Celia García que regresa a España para debutar en la Liga Femenina 1? ¿En qué te ha enriquecido esta experiencia como jugadora?

“Vuelvo con un físico mucho más fortalecido del que tenía y con un conocimiento del juego aún más amplio ya que en Estados Unidos se juega un estilo de baloncesto totalmente diferente y al que me pude adaptar con cierta rapidez. Además me he empapado de su cultura de esfuerzo adquiriendo una filosofía de trabajo de esfuerzo y sacrificio diario que me va a ayudar mucho en este año de adaptación a la Liga Femenina 1”.


La vuelta a España, con el Quesos El Pastor Zamarat. ¿Por qué te decantaste por este proyecto?

“Porque desde el primer día me presentaron un proyecto que me atrajo mucho ya que Lucas tiene la idea de crear un equipo en el que predominen las jugadoras nacionales, jóvenes y con muchas ganas de mejorar para poder hacerse un hueco en la competición. Esa filosofía encaja muy bien en mi perfil, en lo que yo busco para esta temporada y tiene la esencia de todo para poder conseguir cosas importantes. Para algo así se necesita gente con ilusión y ganas y creo que este Zamarat va sobrado de ello”.


¿Qué tipo de proyecto te ha desgranado estos días Lucas Fernández? ¿Qué idea de equipo tiene en mente para la nueva temporada?

“Por el momento me ha transmitido que vamos a ser un equipo corto en el que las jóvenes nacionales vamos a contar con la ayuda de las jugadoras de cantera para que nos aporten y enriquezcan. Queremos ser un equipo que juegue rápido, con un estilo de baloncesto similar al norteamericano y que mejore día a día a través de unas cargas de trabajo altas y de una gran intensidad en cada entrenamiento para poder hacernos un huequito en la Liga”.


Entiendo que en esa idea de plantilla corta toma mucho protagonismo el poder contar con jugadoras polivalentes como tú que, pese a ser un tres, puedes moverte con solvencia tanto al dos como al cuatro…

“Sin duda, para nosotros debe ser un plus que deberemos explotar al máximo. No seremos una de las plantillas más largas de la competición y es por ello que todo lo que podamos aportar a nivel individual será muy importante para el equipo”.


Entre tanta jugadora joven vas a ser una de las más experimentadas de un vestuario en el que quizá puedas poner ya en práctica esos estudios de psicología deportiva con los que regresas de Estados Unidos…

“Ojalá sea como dices porque el poder ayudar de ese modo a mis compañeras sería sinónimo de que he conseguido adaptarme rápido a la competición en este regreso a España. Para mí es un año muy importante en el que espero poder conseguir los mejores resultados posibles y para ello el día a día va a ser muy importante ya desde los primeros entrenamientos. Llevo cuatro años en Estados Unidos y voy a necesitar de un tiempo de aclimatación pero creo que esa adaptación puede ser rápida y que la experiencia previa en LF2 cuando era junior puede llegar a ayudarme. Llego con mucha ilusión, con muchas ganas de poder trabajar y, sobre todo, de poder aportar al equipo en todo aquello para lo que me necesiten dejando ahora mismo a un lado otros aspectos como los minutos de juego, lospuntos, etc…”.


¿Cómo se lleva a eso de tener a un entrenador en casa? ¿Muchos consejos durante el verano?

“No te creas… Paco García es un gran entrenador que acaba de ascender a la Liga LEB Oro con el ULSA Valladolid pero de puertas para adentro no deja de ser mi padre. Cuando hablo de esto con mis amigos siempre les pongo el ejemplo de que un padre carnicero no se pasa el día explicando a un hijo como cortar la carne y en nuestro caso es un poco parecido. Se preocupa mucho por mí pero como lo haría cualquier otro padre sin insistir en si debo salir abierto, cerrado, tirar con la izquierda o con la derecha… Mis padres siempre han sido un gran apoyo pero el trabajo que hay detrás es de mis entrenadores que son los que se llevan todo el mérito”.


Se desprende de tus palabras mucha ilusión por poder comenzar la temporada…

“Sin duda. Estoy muy ilusionada y deseando llegar ya a Zamora para conocer al cuerpo técnico y a las jugadoras. El otro día tuve la oportunidad de coincidir ya con Ainhoa en Valladolid y compartir unos minutos y las sensaciones fueron bastante buenas por lo que creo que puede ser un buen año tanto para el equipo como para mí”.

 

Trayectoria deportiva - Celia García:

Categorías Inferiores: Nuestra Sta. Consolación (Valladolid)
2007/09: Polideportivo Maristas de Lugo (Infantil - Cadete)
2009/10: Universidad de Valladolid (LF2)
2010/11: Carmelitas Seoane Rodicio (Cadete)
2011/12: UVA Ponce Blancos de Rueda (Junior)
2012/13: UVA Ponce Blancos de Rueda (Junior - LF2)
2013/15: Otero Junior College (EEUU - NJCAA)
2015/17: Incarnate Word University (EEUU - NCAA)
2017/18: Quesos El Pastor - CD Zamarat (LF1)

FEB