santadriaEl director deportivo, Dani Poza, dice que más de la mitad de la plantilla será del curso pasado y que se ficharán dos pivotes, una cabecera y una base extranjeras para completar el equipo

El Snatt s Femenino Sant Adrià hará esta semana un paso importante en la construcción de la plantilla. Después de Helena López e Itziar Llobet ahora hay apuntalar el equipo con Laura Peña, que terminó ayer el mundial sub-19, Marta Claret tiene pendientes unas pruebas médicas en el tobillo y Cris Hurtado y Mireia Vila necesitan terminar de resolver los temas de trabajo para poder compaginarlo. Todas seis quieren quedarse. A partir de aquí se intentará completar la plantilla, pensada para once jugadoras, con extranjeras. De entrada el Femení Sant Adrià está negociando con dos jugadoras estatales, una de las cuales podría llegar en breve. El mercado internacional, sin embargo, está limitado. Inicialmente la idea del director deportivo, Dani Poza, es incorporar dos pivotes, una cabecera y una base, que deberán ser de un perfil muy claro: "Deben ser jóvenes, baratas y seguramente semidesconocida. Debemos asumir el factor riesgo porque el presupuesto es limitado. "Poza también tiene muy clara la filosofía del club adrianense, que, pese a subir a Liga Femenina, no cambiará:" Tenemos la suerte de tener júniors que pueden entrenarse con el primer equipo y reforzarlo. "

Xavi Ballesteros
lesportiudecatalunya.cat