Keisha Hampton no jugó el último partido de Chicago Sky, que terminó en derrota contra New York (86-82), por una lesión en la rodilla izquierda, según hicieron público desde la franquicia de Illinois, en una noticia que ha caído como un jarro de agua fría en el Spar CITYLIFT Girona.

El club gerundense fichó Hampton como una de las piezas clave de su plantilla para la nueva temporada. Las primeras noticias que llegaban desde Chicago hablaban de un «rotura de ligamentos cruzados» pero, aunque exámenes médicos posteriores parecen descartar una lesión tan grave como sería el caso, en Fontajau temen haber perdido Hampton para comenzar la temporada europea este próximo mes de septiembre. Una preocupación que se agrava porque encontrar una sustituta del perfil de Keisha Hampton, una cabecera alta que aporte muchos puntos y pueda ayudar en el juego interior, es muy complicado. Las pocas jugadoras de este perfil de buen nivel ya tienen equipo o, por el contrario, son demasiado caras para la economía del Uni y abordar un posible fichaje de una cabecera de este nivel sería quasibé imposible

Formada la Universidad de De Paull, Hampton no consiguió hacerse un lugar en la WNBA de salida pero se ha trabajado una carrera en Francia, Alemania e Israel que le ha acabado abriendo las puertas de la liga profesional norteamericana ambos últimos veranos. La temporada 2014-2015 fue la máxima anotadora de la segunda división francesa con el Dunkerque, con veintidós dos puntos de media por partido en una competición donde, curiosamente, la tercera (Shante Evans con el Pays d'Aix) y la quinta (Mendy con el Porvenir) también han fichado este verano por el Uni.

La temporada siguiente, la 2015-2016, Keisha Hampton ficha por Bnot Hertzeliya, equipo de la primera división de Israel, donde se subió hasta los dieciocho puntos de media con un rendimiento que le abre las puertas de la WNBA con Minnesota Lynx. En Estados Unidos alcanzó 13 puntos en el mejor partido que disputó. La pasada temporada, Keisha Hampton regresó al Bnot Hertzeliya donde, con diecinueve puntos y ocho rebotes por partido, fue una de las jugadoras más destacadas de la liga. Este año ha fichado por el Uni, que seguirá muy pendiente de su rodilla.

Marc Verdaguer
diaridegirona.cat