x bernatcanut maquirosset 3Dice medio en serio medio en broma que casi suda más ahora, dirigiendo los entrenos, que en sus épocas de jugador. De hecho, a sus 28 años, Bernat Canut podría estar en activo.

Pero lo dejó en el segundo año sénior jugando en competiciones territoriales catalanas con su Sedis Bàsquet de toda la vida. Se dislocó el hombro izquierdo y lo dejó. Dejó el balón y las canastas y empezó a correr. Ya lo había hecho de pequeño. Ahora se apunta a tantas carreras verticales de montaña como puede. El tiempo no le da para entrenarse para mayores retos. Su reto son los banquillos. Porque cuando dejó de jugar ya entrenaba. Y ahora ya lleva cinco temporadas integrado en el cuadro técnico del primer equi-po femenino del club leridano.

Hace pocos días, la baja médica del titular, Joan Carles Pié, lo empujó a tener que asumir el mando. Lo hace con suficiente motivación y, el club y el propio Pié, creen que con la preparación necesaria. Canut acaba de superar las pruebas para obtener el título de entrenador superior y compartirá el banco de Cadí la Seu con Pol Salanova y Xavier Calm. Las circunstancias no son las deseadas, pero allí está el reto. Después de la primera semana de entrenos, el joven técnico urgelense va tomando el pulso al equipo y a su nuevo rol. Ha trabajado con nueve de las integrantes de un conjunto que había de ser de diez (ya sabían que por cuestiones de visado la jamaicana Shereesha Richards llegaría más tarde) y acabará siendo de once con el fichaje -tras la realización de esta entrevista- de la hispanoargentina Andrea Boquete.

Sabedor que la negociación relámpago de la que ha sido la guinda del pastel era una cuestión económica y por tanto de despachos, aunque el tema no le fuese del todo ajeno, Canut se ha mantenido centrado en su parcela principal. El parqué. Y es allí donde ha estada sudando estos primeros días la gota gorda al lado de Salanova y Calm. Y de Yurena Díaz, Maqui Rosset, Andrea Vilaró, Marta Montoliu, Mehryn Kraker, Ariadna Pujol, Georgina Bahí, Nogaye Lo y Caitlyn Ramírez. x canut vilaro kraker 2

P.- ¿Qué balance hace de los primeros compases de la pretemporada?

R.- Es importante empezar con cinco semanas de margen para que la primera sirva para engrasar la maquinaria y poder hacer una pretemporada progresiva y no hacer un destrozo de piernas en la prime-ra semana. Las sensaciones son buenas y las jugadoras se las ve contentas. Han venido bastante bien del verano. Ahora con las piernas cansadas, pero ya es lo que toca.

P.- Se ha renovado más de la mitad de la plantilla. ¿Esto les dificulta el trabajo?

R.- Si fuéramos el único equipo que cambia la mayoría de la plantilla saldríamos en inferioridad. Pero es algo bastante general. La mayoría de equipos de la Liga Femenina comienza en septiembre con el 60% de jugadoras nuevas. Por lo tanto, estamos en igualdad de condiciones respecto del resto. Si fué-ramos sólo nosotros los que cambiáramos tantas piezas, sí que estaríamos un escalón por debajo. Pero no es el caso. Es algo general en la competición.

P.- ¿Y por qué?

R.- Primero, porque la mayoría de contratos son de una temporada. Después, porque los presupuestos, en la mayoría de clubes, cambian mucho de un año a otro. Nadie quiere fichar una jugadora por tres temporadas cuando quizás el año siguiente no la podrá pagar o, por el contrario, podrá fichar una me-jor. Aquí en la Seu, aunque no lo sé a ciencia cierta, el presupuesto es bastante constante. Pero en el resto de lugares, te encuentras equipos que un año están arriba y, al siguiente, desaparecen. Dependes de uno o dos patrocinadores, y si te falla uno, ya te quedas con la mitad.

P.- Ha estado trabajando con cinco jugadoras nuevas, vendrán dos más. ¿Cómo va la integración?

R.- Siempre es el interrogante que tenemos en verano. A ver cómo serán las nuevas caras que llegan. Una de las jugadoras americanas vino hablando algunas palabras en catalán, que se ve que lo había buscado en Google. Y la otra es un poco más calladita pero buena gente. Como la Yurena (Díaz), que ya la conocíamos y sabíamos de qué tipo de persona se trataba. Me parece que irá bien.

P.- Sobre el parqué, aquellas jugadoras que no conocía más que de verlas en vídeo, ¿cómo las está viendo, ahora en directo?

R.- Las únicas que no conocíamos son las americanas y Macarena Rosset. De las dos americanas, Mehryn Kraker sabíamos que venía de hacer muy buenos números en la universidad y tenemos que ver cómo se adapta a la liga. Es una jugadora con carácter, con buen tiro, con control, puede postear... polivalencia. Cien por cien lo que buscábamos. Ya veremos cuando compitamos como vamos. De Caitlyn Ramirez vimos buenos movimientos en los vídeos, que sabía leer el juego, que se anticipaba a las líneas ... pero siempre tienes la duda de saber cómo llegará físicamente porque es una jugadora que pesa algo más. Pero tiene unas piernas musculadas, es rápida de pies, salta, rebotea ... Es lo que que-ríamos. Es lo que decíamos con  Joan Carles: de momento lo que queríamos lo tenemos. Ahora ya veremos cómo evolucionamos.

bernat canut entrevista 2 2P.- Y Macarena Rosset no es una base natural, con lo cual de base base sólo tiene una.

R.- Sí. Y eso nos hace bailar la cabeza un poco. Es algo que no tenemos clara. Pero tampoco tenemos unas 2 claras u 3. Las 3 pueden ser 2 y al revés. E incluso alguna 3 puede actuar de 4. De momento en los ejercicios que hacemos varias jugadoras pasan por la posición de base, incluso Ariadna Pujol. Ve-remos si se sienten cómodas y quién se queda con la posición o si termina siendo algo muy compartida.

P.- Permítame hacer un salto atrás. Cuando le plantearon, no hace mucho, la posibilidad de ser primer entrenador, más allá de las circunstancias, de la enfermedad de Pié, ¿qué fue en aquello que pensó primero? Por qué no le deberían dejar mucho margen para escoger.

R.- No me planteé demasiado nada. Me lo comentó Pep (Ribes, director deportivo) y Joan Carles (Pié). De hecho, fue Joan Carles quien me empujó diciéndome que sí, que podía cogerlo yo. Y con dos o tres días empecé a pensar que sí. Aunque no me lo esperaba. De ninguna de las maneras. Fue nada más llegar de Zaragoza (donde hizo el curso para obtener el título de entrenador superior). Y de haber preparado la temporada con Joan Carles. Todo dio un tumbo. Pero en cualquier caso, Joan Carles continúa ligado al equipo, vamos hablando y sabe cómo va el día a día.

P.- Habían planificado el equipo conjuntamente. Decía antes que tienen lo que pretendían. ¿Tanto se parece el grupo de finales de agosto al que imaginaron en mayo o junio?

R.- El primer día les dijimos a las jugadoras que habíamos hecho un equipo que queríamos. Que son el equipo que queríamos. Es el tercer año que trabajábamos juntos con Joan Carles y buscábamos un equipo bastante polivalente. Que varias jugadoras puedan postear, que varias jugadoras puedan hacer de 1, que las interiores puedan salir fuera ... Y, creo, lo hemos conseguido. Tenemos jugadoras que son polivalentes y creo que en la Liga Femenina es muy importante. Al final, de una jugadora alta a una jugadora baja pueden ir quince centímetros y no treinta o más que puede haber en el masculino. Creo que es importante este juego de las de dentro a fuera y las de fuera a dentro.

P.- Casi puede jugar con cuatro teóricas exteriores juntas o las cuatro teóricas interiores también al mismo tiempo.

R.- Esta era un poco nuestra intención. Nuestras cartas. Hacer dudar a los rivales. Que no sepan si cargaremos más el juego interior o el exterior. Quién jugará en cada posición. Es lo que buscábamos y me parece que lo hemos conseguido. Ahora tendremos que ver cómo va.

P.- Más allá de la polivalencia, ¿qué Cadí debemos esperar ver?

R.- La intención, como los últimos años, es que somos un equipo joven. Por lo tanto, tenemos que jugar con alegría tanto en ataque como en defensa. En ataque tenemos que intentar correr y en defensa morder, morder y morder. No me imagino un equipo joven jugando a esperar en ataque o intentando parar el juego. Al contrario, intentaremos meter mucho ritmo. Esto también requiere bastantes cam-bios. Por lo tanto, es importante que todas las jugadoras siempre estén preparadas para jugar. No se puede jugar cuarenta minutos con cinco jugadoras apretando delante y apretando detrás.x bernatcanut1 4

P.- A nivel de preparación física, que es el aspecto que coordinaba los otros años, ¿como prepara el equipo? ¿Ya debe estar al cien por cien el 30 de septiembre o tienen fijada otra cadencia?

R.- Creo que el inicio de temporada nos marca bastante. Empezamos jugando tres partidos seguidos -sábado, miércoles, sábado-. Tres partidos importantes contra rivales (IDK Gipuzkoa, Promete, Cáce-res) que sabes que puedes ganar o que puedes perder. Por lo tanto, nos planteamos llegar al mejor ni-vel de forma ahora al principio y luego veremos cómo evoluciona la temporada. Esperamos que nos respeten las lesiones. Pero a la hora de planificar el trabajo físico, aparte del aspecto de fuerza que hacemos en el gimnasio, intentamos integrar siempre pista. Poco trabajo sin balón. La mayoría de ejer-cicios son con balón.

P.- Si le hablo de resultados... ¿cuáles deben ser los objetivos tras una temporada en la que se queda-ron en la puerta tanto de la Copa de la Reina como del play off por el título?

R.- Le aseguro que no he pensado mucho ... las temporadas precedentes, siendo segundo, sí que pen-sabas ... 'si entráramos al play off ...', 'si nos clasificásemos para la Copa de la Reina ...' Pero el primer día ya se lo dije a las chicas, que las primeras tres o cuatro semanas nos olvidáramos de las competi-ciones, que pensáramos en las piernas, con la cabeza, en empaparnos de equipo ... y cuando llegue la Lliga Catalana ya lo veremos. Esta temporada dependerá mucho de sensaciones. Comenzaremos jugando tres partidos en seis días y esto quiere decir que de ganar los tres o perderlos, la mentalidad es totalmente diferente.

P.- El arranque será determinante, pues.

R.- Puedes pensar que llegarás a todas partes o te puede parecer que estás hundido en la miseria. Y no será ni una cosa ni la otra. De momento, vamos a ver cómo evolucionamos las cinco semanas de pre-temporada con sus partidos y luego ya veremos a qué nivel competitivo somos capaces de llegar. Una cosa son los tres por tres o cuatro por cuatro de los entrenamientos y otra cosa es ver cómo competimos.

P.- Y más allá del inicio, ahora que ya debe haber empezado a mirar los rivales, ¿como ve la temporada?

R.- Salamanca ha dado un paso o dos o tres adelante. Tiene un equipazo para ir a competir a la Euroliga. Y por ser uno de los candidatos a ganarla. Por lo tanto, olvidémonos de Salamanca.  Girona quizás no son los dos o tres pasos de Salamanca pero sí uno más que el resto. Después hay buenos equipos. Zaragoza ha hecho un equipo potente, por ejemplo. Pero vaya, exceptuando Salamanca y Girona, el resto de equipos están muy igualados. Habrá mucha igualdad. La mayoría de equipos ganará y perderá partidos a mansalva.

 

Toni Solanelles (La Seu)

LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO