Después de 12 años dirigiendo el club que impulsó a finales de 2005 con la fusión del Vedruna y el Santa Eugenia, dio un paso al lado a finales de julio. Su mandato finalizaba y no se presentaría a las nuevas elecciones. Esta tarde el Uni proclamará como nuevo dirigente Cayetano Pérez. Antes de la asamblea, el presidente saliente hace una valoración de sus años de mandato y habla de la salud del club.

Anunció que no seguiría como presidente a finales de julio. Un mes después, se arrepiente de haberlo hecho?

Ahora era el momento para hacer este paso. He vivido 12 años de una gran satisfacción personal. Entre todos hemos parido Uni Girona, una idea que llevaba en la cabeza hacía mucho tiempo. Quería hacer promoción del baloncesto femenino y de la base. Quiero dar las gracias a todos los que han estado en la directiva, y los presidentes que tenían en aquellos momentos el Santa Eugenia, Eduard Herrero, y el el Vedruna, Joan Soler, que son los primeros que creyeron en mi proyecto. En ese momento hablamos también con otros clubes pero nos decían que éramos unos iluminados.

¿Cuántas veces le han dicho «iluminado» durante su presidencia?

Muchas veces. Pero en esta vida tienes que tener cordura y locura. Si sólo tienes cordura y no te mojas, a veces no puedes cruzar el río. Hace falta la cordura y el arrebato, aunque deben ir juntas las dos cosas. Fíjese que en 12 años hemos creado un club referente para el baloncesto masculino de Cataluña y España, y también de Europa.

La clave para haber convertido el Uni en un club con más de un millar de abonados, referente a la ciudad, es la ambición?

Evidente. Yo tengo siempre esta idea. Por eso decía que ganaríamos la Liga Femenina y que iríamos a Europa. Si no hacíamos estos pasos, vender baloncesto femenino costaba. Y habría costado aún más. En 12 años es un récord todo lo que hemos hecho. No hay ningún equipo, ni masculino ni femenino, que en este periodo de tiempo haya crecido tanto, en el ámbito deportivo y social. Nosotros no hemos ido a hacer grandes dispendios de dinero. Todo el mundo ha puesto su grano de arena para poder hacer equipos ambiciosos tocando siempre los pies en el suelo.

Con el Girona de fútbol en Primera y la creación de un equipo masculino de la escuela de Marc Gasol les crece la competencia. Vendrán tiempos difíciles para la Uni?

Todo esto es bueno. Que haya un Girona a Primera quiere decir que la gente se apunta más al deporte. Que Marc Gasol quiera sacar adelante su proyecto también está bien. Ahora está en EBA y supongo que su planteamiento será subir a divisiones más altas. Todo esto es estupendo para la ciudad. Nosotros tenemos nuestra parcela de baloncesto femenino. Estamos arriba. Y allí queremos seguir, tanto en la Liga española como en Europa, luchando con el Perfumerías Avenida u otros clubes que puedan ir creciendo. La Liga quiere consolidarse y tarde o temprano estoy seguro de que los equipos ACB punteros querrán tener equipo femenino. Y eso significa más competencia y la necesidad de disponer de más presupuesto. Vendrán tiempos apasionantes. Tendremos que hacerlo bien sin perder la ambición.

Lo tuvo que meditar mucho, dejar la presidencia?

Había estado 12 años, sube gente más joven que yo, y tenemos unos patrocinadores a los que yo siempre he abierto la puerta por si querían ocupar el cargo. Ahora se daba la circunstancia de que uno de estos patrocinadores lo aceptaba. Yo pienso que es un buen momento. Había terminado el anterior mandato y era ideal para dejar entrar nuevas ideas. El club debe seguir haciéndose grande con otras maneras de hacer, sin perder pero la esencia del Uni Girona de hacer las cosas tocando de pie en el suelo, con ambición, y de manera siempre consensuada. Somos una familia y siempre hemos estado al lado de la gente. Nos gusta sentir que piensa la afición. Y por otro lado no dejo el club. Seguiré en la junta.

¿Qué le ha quedado por hacer?

Me hubiera gustado conseguir los éxitos aún más deprisa.

Quizás aspiraba a hacer un papel más destacado, aunque, en Europa?

La temporada pasada tenía la ilusión de llegar más lejos. La lástima es que nos tocó en la eliminatoria el equipo más difícil (AGU Spor). Me hubiera gustado estar en la final o en la semifinal de la Eurocup. En todo caso, hemos tenido éxitos deportivos, hemos aumentado año a año el número de abonados, y los equipos de base siguen siendo referentes, yendo a campeonatos de España, y más ahora tras el acuerdo con el GEiEG. Yo diría que institucionalmente tenemos muy buena imagen. Agradezco que el Ayuntamiento, la Diputación y la Generalitat, que siempre nos han apoyado, se hayan creído desde el principio nuestro proyecto. El Uni puede ser dentro de unos años un auténtico referente europeo. Ojalá el club esté muy bien consolidado en la liga y también en el ámbito internacional.

¿Qué quedará de su etapa como presidente?

Yo no busco reconocimientos ni nada de eso. He hecho el trabajo. He intentado hacerla lo mejor posible. Me gustaría que el Uni siguiera su camino de éxitos y que no tuviéramos problemas de ningún tipo.

Cuál es la mejor jugadora que ha fichado?

Ostras, no lo sé! Pedro (Puig) sabe más que yo de eso. Han pasado grandes jugadoras para Girona, como Chelsea Gray, y estoy seguro de que aún vendrán de mejores. Aquí en Girona hemos visto jugar la selección de EEUU contra el Uni. Hemos visto las mejores jugadoras de Europa y del mundo gracias a ese partido y la participación en la Euroliga. Aquí lo que quisiera destacar es que la gente de fuera también ha creído en nosotros y por eso hemos podido llevar la selección de EEUU en Girona, disputar amistosos contra el Ekaterimburgo, o disputar la máxima competición europea.

Ha sufrido por la viabilidad del club?

Sí.

Por cómo lo dice, más de una vez?

Muchas veces. Sobre todo al inicio, no quiero personalizar, pero tuve que hacer muchos equilibrios. Cuando el ladrillo funcionaba yo fui patrocinador. Luego vino la crisis y tuve que salvar mis negocios. Sufría doble por el club y por mi trabajo. Pero uno tiene imaginación, y con la ayuda de la gente de la junta pusimos el cuello, encontramos otros patrocinadores y salimos adelante. Hemos tenido la soga el cuello muchos años.

Se ve presidiendo una ACB del baloncesto femenino?

Yo estaré en la junta de la Uni y esta es mi prioridad. He tenido reuniones con los clubes de la Liga Femenina, en Madrid, y con la Federación. Saben mis ideas. Pero uno también se hace mayor. Me encuentro joven y quiero hacer cosas, pero tengo mi edad. Si la salud me respeta, estoy a disposición. Soy un loco del baloncesto. Y siendo un loco del baloncesto, tengo mis ideas. Si a alguien le gusta lo que planteo, estoy preparado para ayudarles.

El futuro de la Liga Femenina tiene que pasar por aquí?

Yo pienso que sí. Si hay un patrocinador, Iberdrola, y la televisión emitirá un partido cada sábado, significa que hay gente que apuesta por el baloncesto femenino. Los protagonistas son los clubes y los jugadores y, por tanto, el dinero, revertirán en los clubes y las jugadoras. Tenemos que ir por este camino.

¿Qué retos inmediatos deberá afrontar Cayetano Pérez a partir de esta noche?

En Cayetano hoy nos dará sus ideas en la asamblea y nos explicará cómo quiere llevar el club a partir de ahora. Estoy seguro de que será un gran presidente. Tiene ideas muy buenas y toda la junta le dará apoyo para seguir creciendo. Yo el primero. Ahora lo más importante es el Uni Girona. Las personas estamos al servicio del club.

 

Jordi Roura
diaridegirona.cat

Google Translate (sin revisar)