La derrota en Ferrol del sábado (75-71, con un parcial de 8-0 en los dos últimos minutos) deja al Nissan Al-Qazeres Extremadura sin apenas margen de error para repetir participación en la fase final de la Copa de la Reina. Los cálculos que indicaban que había que ganar tres de los últimos cuatro partidos de la primera vuelta parecen vigentes. Eso significa que habría que vencer a Araski (casa), Gernika (fuera) e IDK Gipuzkoa (casa) --curiosamente, los tres equipos vascos de la competición-- para asegurar la presencia en la fase final.

Ganando dos de tres la situación estaría muy cuesta arriba, sobre todo porque hay muchos implicados en la pelea. Y van quedando muy pocas plazas disponibles (tres) después de que Perfumerías Avenida (9-1 de balance), Girona (8-2) y el propio Ferrol (también 8-2) tengan ya el billete sacado virtualmente. El Al-Qazeres (5-5) es de momento superado por Sant Adriá (7-3), IDK Gipuzkoa (6-4), Mann Filter (6-4) y Araski (6-4). Mientras, el Gernika (5-5) también quiere apurar sus posibilidades.

Como se puede apreciar, todo lo que le queda al equipo que dirige Jacinto Carbajal son enfrentamientos directos. La pasada campaña se metió en la fase de Girona con 7-6 sin ni siquiera recurrir a los averages, pero en esta no será tan fácil que esa circunstancia se produzca otra vez.

elperiodicoextremadura.com
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (Fernando Pozo)