El 30 de diciembre será un día muy especial para Taru Tuukkanen. La jugadora finlandesa del Mann Filter cumplirá 40 años. Es la más veterana de la Liga Dia. «No creo que haya nadie con esta edad en la Liga», explica Tuukkanen. Además celebrará el evento jugando ante su público frente al Uni Ferrol. Puede ser el partido de la despedida puesto que el Mann Filter le ha firmado un contrato hasta final de año para alcanzar la Copa de la Reina. «Miré a la hora de fichar este detalle. Es un regalo de cumpleaños jugar en mi Liga española. La edad no me afecta. ¡Me encanta el baloncesto tanto! Y no quiero hacer otra cosa. Lleva la gente diez años preguntándome si aún juego. Y no se me pasa por la cabeza dejarlo», explica la pívot finlandesa, que afirma que le secreto de su longevidad es que «he evitado lesiones graves. Me entreno siempre, la genética ayuda y trabajo igual que con 25 años. La edad es solo un número para mí. He jugado con equipos diferentes y tengo ilusiones nuevas. Otras dudarían qué hacer con esta edad y yo tengo más motivación para hacer lo que quiero», reconoce.

La nórdica debutó frente al Bembibre y tuvo unos números intachables: un 23 de valoración con 20 puntos y 8 rebotes. Después el Mann Filter venció al Estudiantes en su casa y mañana compite frente al Girona en el pabellón Eduardo Lastrada. La despedida será contra el Uni Ferrol. «El contrato acabará a final de mes y después no sé lo que haré. Dependerá del club. Será difícil que me quede hasta el final de la temporada. Mis dos niñas van al colegio en Finlandia y mi marido tiene su trabajo. Estoy contenta aquí y quiero seguir. Pero la primera palabra la tiene el Stadium».

Tranquila y de hablar pausado, Tuukkannen se expresa perfectamente en español. Muchos de sus años jugó la Liga Femenina. Fue en 2002 cuando conoció España tras un fugaz paso por el Calais francés. «Tenía 24 años. Era el norte, con todo oscuro y la gente no hablaba mucho». Después fichó por el Symel Tenerife. «Me encantó la cultura, la gente y el idioma de España. En Francia y Finlandia la gente va a su rollo, mientras que en España son alegres». El siguiente año fichó por el Perfumerías Avenida. «Fuimos las subcampeonas de la Copa. Nos entrenaba José Ignacio Fernández y los dominadores eran el Ros Casares y el Barcelona», recuerda.

Primera experiencia

Y en la 2004-05 cumplió una temporada en el Mann Filter. «El entrenador era Álex Cebrián. Fue una año genial y muy divertido. Siempre recordaré el partido que hicimos en la final de la Copa de la Reina. Casi la ganamos». En ese equipo también estaban Pilar Valero y Luci Pascua. «Pilar es supergraciosa y alegre. Es imposible pasárselo mal con ella. Es bueno tener a alguien que anime el vestuario». En cuanto a Pascua, afirma que «es muy maja y ayuda a las extranjeras», dice.

Después estuvo en el Incosa León, el Extrugasa de Burgos durante dos etapas y el Gran Canaria. «Allí siempre recordaré a Leonor Rodríguez, que ahora juega en Polonia». Su último equipo español fue el Caja Rural en la 2011-12. «Conocía a Víctor Lapeña de mi paso por el Extrugasa. Tengo buenos recuerdos con él. Surgió la oportunidad de jugar en el equipo tras el parón de las selecciones. Al final todo ha salido bien porque vine con la meta de meternos en la Copa y ganamos los dos partidos claves», dice la jugadora del Filter.

En los dos últimos años Tuukkanen jugó en el equipo finlandés del HyPo. «Es el conjunto de Hyvinkaa, una ciudad muy pequeña. Con él hemos ganado la Liga». La nórdica ha sido todo en su país. Durante 20 años ha sido 160 veces internacional. Lo único que no ha conseguido es disputar los Juegos Olímpicos. «Pero si hubiera sido española, la cosa habría sido diferente», afirma.

Tuukkanen es una ala-pívot polivalente de 1,92 de altura. «Me gusta hacer de todo. No soy una pívot que no se mueve y me gusta pasar, botar siempre que me dejan y leer las opciones del equipo. Tanto Abalde como Pascua y yo somos diferentes». Reconoce que el nivel de la Liga Femenina ha cambiado mucho desde que llegó a España hace 15 años. «Pero cada vez hay más oportunidad para las jóvenes en una Liga que tiene jugadoras muy buenas», concluye la finlandesa

R. Martí
foto: J.M. Calvo
elperiodicodearagon.com