Vega Gimeno cumplió este lunes 27 años y los celebró con una sonrisa de oreja a oreja. La ala-pívot valenciana debutó el pasado domingo con la camiseta del Mann Filter seis meses después de romperse el ligamento cruzado de su rodilla izquierda en un partido con la selección española. Vega disputó diez minutos en la victoria de las aragonesas frente al Araski (69-78) y fue la gran noticia de la jornada. "La semana pasada apenas había entrenado tres días y el simple hecho de ir convocada ya era una gran alegría. Cuando Víctor (Lapeña) me dijo que me preparara para entrar me hizo una ilusión tremenda", relata. "En la pista, me centré en no pensar en la rodilla y en disfrutar del momento. Además, tuve la oportunidad de anotar (cinco puntos) y, sobre todo, ganamos el partido", agrega la jugadora.

Vega fue uno de los grandes fichajes del Mann Filter este verano, que anunció su incorporación a principios del mes de mayo. Sin embargo, su rodilla se rompió de cuajo justo un mes después en Nantes. Era la segunda vez. En esta ocasión, la izquierda. "La primera noche fue muy dura. Ya me había roto la rodilla derecha hacía cinco años con el Rivas y, más allá del dolor, mentalmente fue muy complicado", admite. "Por suerte, en Zaragoza me he sentido muy arropada desde el principio. Mis compañeras me han hecho la vida muy sencilla. También el cuerpo técnico, que me ha apoyado durante todo el proceso. Pero, sobre todo, ha sido fundamental el apoyo de Isaac Carreras, el preparador físico, y de Alicia Calvo, la fisioterapeuta del equipo. Sin su ayuda hubiera sido imposible", asegura una recuperada y radiante Vega.

La Copa y los retos de futuro

Cubierta ya la recuperación, la jugadora valenciana tiene ahora entre ceja y ceja ayudar al Mann Filter a completar una temporada que, hasta la fecha, está siendo de sobresaliente. "Visto desde fuera y ahora desde dentro, lo que es evidente es que el Mann Filter ha acertado confeccionando el grupo humano. Las jugadoras vamos en la misma dirección y creemos que somos capaces de todo. Confiamos en el grupo. Además, el vestuario está lleno de talento. El juego fluye y, una vez estás dentro de la pista, te das cuenta de que hay muchísimo trabajo detrás", apunta la internacional española.

El inminente reto de la Copa de la Reina, que ha emparejado a las aragonesas con el Sant Adrià en la primera ronda, emerge en el horizonte como una oportunidad de oro para demostrar el nivel exhibido hasta la fecha por el equipo zaragozano. "Estamos en un buen momento y nosotras no nos vamos a poner ningún tipo de límite. Vamos a ir a por todas para hacer una gran Copa delante de nuestros aficionados", asegura con ambición el mejor fichaje de invierno del Mann Filter.

heraldo.es
foto: José Ángel Calvo