Entre comillas, ya es oficial: el Nissan Al-Qazeres Extremadura está entrenando a tope para ejecutar un juego más colectivo, más coral, gracias a las dos novedades que se han producido en su plantilla durante las últimas semanas: el fichaje de Laura Quevedo y la llegada de Brooque Williams en el lugar de Alexis Jones.

Su técnico, Jacinto Carbajal, no tuvo reparos en reconocerlo ayer mismo: la intención, como se ha apuntado en los dos últimos encuentros frente a Campus Promete y Perfumerías Avenida, es repartir más el balón y los tiros.

«El día del Campus Promete ya estuvimos en un baloncesto mucho más generoso, tanto en defensa como en ataque. Ahora tenemos más capacidad para que el balón circule, aunque hayamos perdido una ‘escopeta’. Alexis no necesitaba mucho trabajo para hacer un tiro», comentó el entrenador, que, eso sí, evitó pillarse los dedos con las comparaciones. «Ni el juego de antes era ni mejor ni peor. Lo importante es alcanzar esos 70 u 80 puntos que nos gusta hacer», agregó.

Eso sí, le costó disimular que está muy satisfecho con la incorporación de Williams. «Su adaptación está siendo rápida. Tiene experiencia en Europa y sabe a lo que se juega aquí, cómo responden los clubs, el tipo de jugadora que hay enfrente. Nos hemos encontrado al alguien con ganas, muy generosa, que cada día se suelta más. Le falta el ritmo competitivo e ir conociendo a sus compañeras», analizó. Su pronóstico es que «nos va a hacer crecer. Igual no va a meter 25 puntos como hacía Alexis, pero sí 14 o 16 y va a facilitar mucho a sus compañeras, también defendiendo y en el rebote. Es diferencia, pero de lo que había en el mercado fue lo que más nos gustó».

También matizó que «son jugadoras diferentes, aunque Brooque también es una anotadora. En Italia hacía 19 puntos de media, pero también tiene el concepto de juego colectivo. Una rookie como Alexis no tenía algunas cosas interiorizadas. Toda esa adaptación, de peaje, Brooque ya lo tiene asimilado».

Por último también elogió a Laura Quevedo: «Nos ayuda mucho, con chip de mucha intensidad en los entrenamientos. Eso contagia. Si tienes a alguien así, arrastra a las demás. Nos pasaba la pasada temporada con Julie Forster. También vamos a mejorar en ese nivel».

Javier Ortiz
elperiodicoextremadura.com