Quesos El Pastor-Nissan Al-Qazeres Extremadura a las 18.00 horas. Las visitantes intentarán prolongar el dato que las está caracterizando en la segunda vuelta, en la que están repitiendo los resultados (victoria o derrota) de la primera. Como en el Serrano Macayo ganaron (83-72), ahora el premio sería mantenerse eagarradas a la lucha por clasificarse para los playoffs por el título.

Tumbar al Sant Adriá ha dado al equipo la tranquilidad necesaria para afrontar la recta final de la temporada, amarrada la permanencia y con la misión clara de mejorar el noveno puesto de la pasada campaña. Los playoffs están a dos partidos de diferencia, pero vencer en Zamora apretaría la situación.

«Si ganamos, seguimos comprando boletos para continuar enganchados para pelear por los puestos de arriba. Están lejos, pero los ves ahí. El de Zamora es un partido importante para continuar con esa pelea», comentó ayer Jacinto Carbajal. El entrenador se mostró satisfecho con el trabajo de sus jugadoras esta semana, «con todas asentadas ya en los nuevos roles».

Y es que no se ha acelerado la contratación de una sustituta de Shayla Cooper. El club ha decidido aguantar con su estructura actual en el juego interior: Esther Montenegro y Miriam Forasté como titulares y Silvia Romero como recambio, además de minutos concretos de Joy Brown-Adams como ‘4’. Después llegará un parón por los compromisos de las selecciones y será entonces cuando se tome una decisión sobre si hay una incorporación.

Carbajal destacó que tiene «máxima confianza» en sus pívots y que hay que intentar prolongar la buena imagen ofrecida ante el Sant Adriá, pero lanzó una advertencia: «solo va a ser así si seguimos trabajando».

También asumió que se está desplegando ahora un juego más soldiario. «Estamos intentando jugar más ordenados, más disciplinados, lo mismo que en defensa. Es diferente lo que estamos proponiendo y hay que seguir así», apuntó. Eso sí, no renunció a un baloncesto rápido y alegre: «si en dos pases puedes meter una canasta, lo tienes que hacer».

En principio, no le gusta demasiado el parón («me gustaría seguir entrenando y trabajando»), pero también reconoció que es bueno intentar coger fuerzas de cara a la siguiente semana, cuando se juegan tres partidos en ocho días frente a Mann Filter, Bembibre y Estudiantes.

RIVAL AL ALZA / Respecto al Quesos El Pastor, antepenúltimo, lo definió como un equipo «muy necesitado y muy peligroso», poniendo hincapié en las modificaciones que ha ido haciendo en su plantilla con vistas a luchar por la salvación. «Le ha quedado bastante compensada», apuntó, poniendo como ejemplo la reciente victoria ante un rival directo como el Campus Promete y el hecho de que la rozasen frente a IDK Gipuzkoa y Araski. cuando parecía que ya la tenían. «Se les escaparon porque están donde están, por la inercia de la zona baja. Te remontan y te vienes abajo», dijo. Destacó sobre todo su mejora en el juego interior con las llegadas de Maimouna Diarra y la ex-Badajoz Gisela Vega. Una dura prueba para Esther Montenegro, Miriam Forasté y Silvia Romero.

Javier Ortiz
foto: F. Villegas
elperiodicoextremadura.com