Los éxitos del Star Center Uni Ferrol en las últimas temporadas trascienden lo deportivo. Más allá de los buenos resultados del club, la entidad ha logrado aumentar su masa social, lograr que la ciudad se identifique con el proyecto y “enganchar” a un número cada vez mayor de espectadores que, cada quince días, vibran con su equipo.
El empuje de Esteiro es innegable y ha jugado un papel importante en la buena marcha de la entidad. Pero a la afición ferrolana le faltaba dar un paso más para ser todavía más fuerte y ruidosa. Y ahí han entrado en juego un grupo de seguidores que han tomado las riendas para articular todo ese respaldo a través de una peña. Los trámites para su constitución están lanzados y es cuestión de días que, de forma oficial, el club cuente con su primer colectivo de aficionados: “Ruxidos de Esteiro”.


Su creación ilustra a la perfección el movimiento social que se ha generado en torno al club. Gente de diversos ámbitos, con distintas motivaciones para acercarse al Star Center Uni Ferrol, que se estaban moviendo de forma paralela y que, todos juntos, encontraron los unos en los otros la determinación para dar forma a este proyecto. José Miguel Acedo, que ejercerá de presidente de la agrupación, explica cómo un grupo de padres de jugadores de la escuela del club, que coincidían en los encuentros del primer equipo, comenzaron a barruntar la posibilidad de organizarse de manera más formal.
Héctor Rico, que hará de secretario, llevaba ya tiempo dándole vueltas a esta misma posibilidad. “Huérfano del OAR”, como él mismo se define, lleva tiempo colaborando con el club, para el que realiza las estadísticas de los partidos, y acompañando al equipo en muchos de sus desplazamientos, pero sentía la necesidad de hacer algo más. Junto con Rafa, del Bar El Sur, habían organizado acciones puntuales, pero la aparición en escena de José Miguel, durante el último partido ante Bembibre, fue el detonante que les faltaba.
En apenas un mes han elaborado los estatutos –“ha sido lo más engorroso”, reconoce Héctor Rico– y los han remitido a la Xunta para su registro, por lo que cuentan que en apenas quince días la nueva peña sea una realidad. Por el momento, el colectivo, que tendrá su local social en el bar El Sur, cuenta ya con veinte integrantes, pero confían que en las próximas jornadas, a medida que la iniciativa tenga repercusión y se mueva en las redes sociales, el número crezca.


Desde el club les han brindado su respaldo absoluto para ejecutar una propuesta que tiene como objetivos que la afición esté más organizada y “sea más ruidosa”, pero también poder organizar algunos desplazamientos para los partidos lejos de Esteiro.
Todavía no saben muy bien dónde se ubicarán, pero confían en que a lo largo de este mes puedan estrenarse ya de forma oficial y hacerlo, además, con una victoria.

diariodeferrol.com