La norteamericana Shacobia Barbee ha sido la MVP de la Liga Regular y la que más balones ha robado H «Tener a una jugadora así en tu equipo es una pasada», dice la paraguaya Paola Ferrari

Paola Ferrari lleva muchos años compitiendo en la Liga española y tiene un excelente ojo clínico. En Barbee vio enseguida una excelente jugadora. «En la segunda semana de entrenamientos la cogí del hombro y le dije que si ella quería podía ser la MVP de esta Liga fácilmente. Y dependía de ella. Tenía que explotar todo lo bueno que tiene. Ahora su techo se lo pondrá ella», explica Ferrari.

Siete meses después del vaticinio de Ferrari, Shacobia Barbee se ha convertido en la MVP de la competición con 488 puntos en los 26 partidos de Liga con un promedio de 18,77 puntos por delante de Jonique Cooper, del Al-Qázeres, Nicole Gidden, del Campus Promete, María Pérez, de Uni Ferrol y Danielle Robinson, del Perfumerías Avenida. La sexta ha sido la escolta del Mann Filter Paola Ferrari con 16,12 de promedio. Barbee ha redondeado su obra maestra liderando también la lista de robos de balón con un total de 78 y un promedio de 3 por partido. La segunda es Nuria Martínez, del Girona, con 2,35.

Mañana esta máquina total del básquet está lista para la batalla en el primer partido del playoff del Mann Filter ante el Gipuzcoa, que se disputa a las 21.00 horas en Zaragoza. «No ha sido MVP en ninguna de las jornadas, pero en la valoración final ha terminado la primera. Es una jugadora muy completa. Solo le falta experiencia y coger horas de vuelo para ser una top. El Mann Filter se le queda pequeño, pero me gustaría tenerla aquí siempre», explica Víctor Lapeña.

El técnico del Mann Filter analiza las virtudes de Barbee. «Cuando necesita el equipo que aparezca, prácticamente siempre aparece y es capaz de desequilibrar el partido por robos de balón, rebotes, canastas difíciles…». Pero la mejor cualidad de la norteamericana es su defensa. «Es capaz de defender a la mejor jugadora del equipo contrario. Tiene una fuerza y un cuerpo que es muy difícil que la rebasen. Si logramos que la mejor del equipo contrario no esté cómoda cambia mucho el estilo de juego de las rivales», explica.

Ferrari también está encantada de tenerla en su equipo como secante. «Fue la que mejor me defendió en la Liga el año pasado y con la que más me costó anotar. Tener una jugadora así en tu equipo es una pasada. Defendiendo es inteligente y rápida de manos», afirma la sudamericana.

Barbee tiene un carácter tímido e introvertido. «Es una chica a la que no le gusta hablar mucho. Comunicarse poco a veces ayuda y otras veces perjudica. Pero conmigo no tiene ningún problema. Quiere que le den la información adecuada y es bastante lista». Dentro del vestuario es muy agradable y hace piña. «Es bastante sociable y es protectora de Zoe Hernández. Ayuda a sus compañeras», indica Lapeña. Ferrari tiene muy buena relación con Barbee. «Es muy calladita e introvertida. Habla cuando tiene que decir cosas importantes», dice.

El tiro exterior lo ha pulido mucho esta temporada. «El año pasado jugaba más cerca del aro y estaba muy condicionada por el sistema de juego del Ferrol. Mi sistema es más libre y le doy más libertad a ella como a Ferrari. No es una grandísima tiradora como Ferrari, pero cuando lanza no piensas que va a fallar», indica Víctor Lapeña.

En los robos de balón es la número uno, es sexta máxima anotadora (15,35 puntos) y ayuda mucho en el rebote defensivo. «Tiene que mejorar mucho el rebote de ataque. El rebote de ataque es muy intuitivo y lo debería entrenar más», cierra Lapeña.

R. Martí
foto: Jaime Galindo
elperiodicodearagon.com