El CD Zamarat ha iniciado ya los trabajos para preparar el equipo con el que afrontará su octava temporada en la máxima categoría del baloncesto español, y uno de los primeros pasos que se darán será la renovación de las jugadoras que interesan, las tres jóvenes españolas que llegaron en la pasada temporada y que han respondido con creces a las espectativas creadas.

La intención es sentar las bases del nuevo equipo sobre este trío de exteriores, y a partir de ahí, completar el resto de la plantilla. La formación de la plantilla fue el gran problema de la pasada campaña y la directiva que preside Carlos Baz no quiere volver a tener que renovar por completo el equipo, como ocurrió hace un año. No resultará sencillo por razones de todos conocidas y que parten de un presupuesto muy justo para esta categoría, pero existe la intención de realizar un importante esfuerzo si es necesario para que continúen tres jugadoras de la presente temporada.

El primer objetivo será Marina Lizarazu que ha encontrado en Zamora un magnífico escaparate que hará que reciba varias ofertas para elegir. Lizarazu ha sido una de las mejores bases de la Liga y la principal revelación en este puesto pero todavía necesita un tiempo para madurar, un tiempo precioso que, sin duda, seguirá encontrando en Zamora y no tanto en otros equipos donde tendrá que vivir a la sombra de otras jugadoras consagradas, con escasos minutos de juego.

Ainhoa López también ha sido una de las revelaciones españolas de la Liga. Tras su paso por Sant Adriá, en LF2, y por un Girona donde los minutos de juego siempre son carísimos, la alero catalana ha despuntado en Zamora hasta llegar a entrar en el equipo ideal de la jornada en alguna ocasión. Ella será otro objetivo del Quesos El Pastor para que pase a asumir más responsabilidades en el futuro.

Por último, Celia García se ganó a pulso el tiempo de juego de que disfrutó en su primera campaña en Liga Femenina y con el handicap añadido de que ha tenido que actuar casi siempre en el puesto de ala-pívot que, evidentemente, no es el suyo. De cara al futuro, y con una confección más acertada de la plantilla, la "combo" vallisoletana podrá seguir aportando su enorme competitividad pero con mayor eficacia en un puesto más acorde con sus características.

El objetivo de las tres renovaciones no parece sencillo, pero fuentes del club naranja aseguran que la predisposición es la de realizar un importante esfuerzo para retener a las tres promesas del equipo.


Manuel López Sueiras
laopiniondezamora.es