La fiesta del Ensino se celebró ayer. Reposada la euforia y descansadas las piernas tras una fase de ascenso exigente en Valencia, la ciudad se engalanó para las rojillas. El Centro Educativo Galén fue la primera parada de la jornada, las de Juan Nécega recibieron ahí el primer guiño de una ciudad agradecida por el esfuerzo de la temporada y el salto de categoría.

El ayuntamiento tocó por la tarde. El grupo esperaba a las puertas, faltaban las americanas y aunque ni Miller ni Roundtree acudieron a la cita, si lo hizo Fiona O’Dwyer. La interior, internacional con Irlanda, fue recibida con aplausos de sus compañeras antes de entrar al consistorio.

La alcaldesa Lara Méndez trasladó el agradecimiento de la ciudad al Ensino, reconociendo que detrás de un logro en el esfuerzo femenino hay «moitísimo máis traballo». En la misma línea el diputado de Deportes Pablo Rivera expresó sus felicitaciones y habló del compromiso de las instituciones para ayudar frente a las dificultades. «Si hay una inversión con retorno, es el deporte. Sacad pecho, porque Lugo está de moda», se lanzaba Juan Nécega. El técnico de las rojillas seguía el hilo del presidente del Ensino, Manuel Durán, que aprovechó su turno de palabra para pedir a las instituciones compromiso y reivindicar el deporte femenino, «mucho menos valorado». Explicó que intentarán dar continuidad a la plantilla, aunque no renunciarán a reforzarse.

lavozdegalicia.es