Después de su primera temporada en el club, Nuria Martínez destaca como el Spar CITYLIFT Girona «ha crecido mucho en seriedad y profesionalidad» mientras ve con buenos ojos la confección de la nueva plantilla con fichajes como Palau, Hampton y Bea Sánchez

Semanas después de acabar la liga, Nuria Martínez no ha dejado de entrenarse. La veterana base del Spar CITYLIFT Girona será la capitana de la selección catalana que el viernes enfrentará a Montenegro en el primer partido internacional de Cataluña en muchos años. «Estoy especialmente contenta que el partido se juegue en Girona que, ahora mismo, es mi segunda casa; vivirlo en Fontajau será muy especial », explica Nuria Martínez que, a sus años, tiene contrato por dos temporadas más con el Uni y sigue con atención los movimientos que el club de Fontajau está haciendo en la plantilla. Fichajes como Laia Palau, Keisha Hampton, Bea Sánchez y las conocidas renovaciones de Rosó Buch y Nadia Colhado, además de su misma y el regreso de Helena Oma, van dibujando un equipo para competir tanto en la liga española como el Eurocup. «Evidentemente que estoy contenta con la plantilla que se está haciendo, pero esto es trabajo del club y yo no me pongo, aunque está claro que me gusta lo que hacen», apunta Nuria Martínez que, con sólo una temporada en Fontajau, valora como el Uni encamina a consolidar Girona como una ciudad referente en el baloncesto femenino.

«Está claro que Girona ha crecido mucho, el Uni ha mejorado mucho con su seriedad, con la profesionalidad y esto está dando unos resultados», asegura la base Mataró que no tiene dudas de que «la gente ya ha visto que el Uni Girona será, o va en camino, de ser un gran club de baloncesto femenino a nivel catalán, español y, esperamos, también europeo ».

El pasado verano, la llegada de Nuria Martínez fue percibido como una muestra del paso adelante del Spar Ciylift Girona. El club de Fontajau conseguía fichar una jugadora que llevaba un montón de temporadas jugando en países como Italia, Turquía o Rusia y, meses más tarde, justo antes de Navidad, Martínez no sólo decidía renunciar a una posible salida sino que alargaba su contrato por dos temporadas. Ahora, un curso más tarde, el Uni vuelve a calcar la jugada recuperando para la Liga Femenina-1 otro gran nombre propio del baloncesto catalán. Hace años, Nuria Martínez y Laia Palau ya habían compartido vestuario en el UB Barça y al Ros Casares; la próxima temporada las dos bases catalanas jugarán en Girona: «Nos conocemos muy bien, hemos coincidido en diferentes en equipos, también en la selección española y nos entendemos a la perfección». Nuria Martínez asegura que no ha tenido ningún papel destacado a convencer Palau que aceptara la propuesta gerundense pe dos temporadas: «No la tuve que convencer de nada porque ella ya lo estaba, sólo le expliqué como funcionábamos aquí y mi experiencia este año ; sabe que viene a un club ambicioso con un proyecto competitivo ».

Con Laia Palau y el resto de nuevas incorporaciones a la plantilla que entrena Eric Surís, el Spar CITYLIFT Girona intentará disputar los títulos de Liga y Copa a un Avenida que lo ha derrotado en las últimas cinco finales consecutivas. Nuria Martínez admite que romper el dominio del Avenida es «el objetivo», pero apunta que la mejor manera de hacerlo es ver su propio margen de milloraque no preocuparse con lo que hagan en Salamanca: «Creo que deberíamos centrarnos más en nosotros, esta temporada hemos dado un gran paso adelante y el año que viene deberíamos seguir en la dinámica de mejorar la plantilla y los resultados y, evidentemente, con mejorar los resultados me refiero a ganar títulos ».

Marc Verdaguer
diaridegirona.cat
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO