«Me llamó Leopoldo Ibáñez -presidente del club- para presentarme el proyecto del Uni Ferrol y la verdad es que acepté encantado», explica Carles Martínez. Hace unos días fue presentado oficialmente como el nuevo entrenador del banquillo, donde dará relevo a Lino López, y a pesar de que aún no ha pisado la ciudad ya trabaja a distancia en el diseño de la nueva plantilla.

«He seguido mucho la trayectoria del Uni. Espero que la próxima temporada vaya muy bien en cuanto a resultados, vamos a tener que reestructurar la plantilla. La verdad es que Lino López hizo un gran trabajo con el equipo en las últimas temporadas y espero acercarme mucho a los retos deportivos que había marcados», reconoce. Alaba el trabajo de su predecesor y se presenta como un técnico que apuesta por un baloncesto del que disfrute la afición. «Leopoldo me dijo que me habían elegido por mi capacidad de trabajo con los equipos que he llevado y con un estilo de juego muy parecido al que venían haciendo ellas, trabajo defensivo, poder correr la pista y abrir el campo para jugar, con un estilo de juego bastante parecido. Así que intentaremos trabajar todo lo posible para que la gente disfrute con el baloncesto», explica.

Y como el tiempo apremia, el técnico ya prepara con Ibáñez en la nueva plantilla, que ha sufrido importantes bajas con la marcha de las internacionales Bea Sánchez, excapitana, y María Araújo, o Alexis Prince. Sí han anunciado su continuidad Patri Cabrera o Marina Delgado. Martínez avanza el interés por completar el equipo con deportistas jóvenes que quieran apostar por el proyecto ferrolano. «La plantilla ha tenido bastantes bajas y lo que estamos haciendo es buscar perfiles para reestructurarla. Queremos jugadoras jóvenes que tengan mucha hambre y ganas de trabajar por mejorar y sentir lo que hacen en la pista», describe el técnico.

«Es un reto personal»

Martínez avanza que a mediados de junio aprovechará un viaje a Pontevedra para disputar un campeonato con su anterior equipo, el Picken Claret, para acercarse también a Ferrol y tener un primer encuentro con la urbe. «La verdad es que no conozco la ciudad, no he ido nunca. Para mí es un reto personal, tengo mucha ilusión con este proyecto deportivo y pondré todo mi trabajo para ello», brinda.

Aunque en los próximos días visitará la que será su nueva casa, reconoce que ya le han hablado del calor y el apoyo de la afición. «Es de lo que mejor me han hablado y espero que la gente se ilusione mucho, intente llenar el pabellón todas las semanas y nos arrope viendo buen baloncesto», agradece, ya que otro reto al que se enfrentará será la nueva sede en A Malata.


Carla Elías
diariodeferrol.com
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO