Su fama de triplista la precede. Ser casi infalible desde la línea de 6,75 le ha servido para labrarse un nombre en el baloncesto español y llegar allí donde pocas jugadoras lo han hecho. Pero los que la conocen de verdad saben que, más allá de una excelente tiradora, Patri Cabrera es, ante todo, una persona carismática y de una generosidad abrumadora.
Desde que llegó a Ferrol ha dado innumerables muestras de ello. No solo colabora activamente en cualquier iniciativa promovida desde el Baxi Ferrol, sino que es de las “habituales” en los entrenamientos de las categorías de base y una de las que parece nunca cansarse de firmar autógrafos tras los partidos. Patri Cabrera tiene una empatía especial con los más pequeños, entre los que suele despertar admiración.
Su afabilidad, pero también la dignidad con la que siempre que puede defiende el rol de las mujeres en el mundo del deporte la ha convertido recientemente en protagonista de una entrañable historia. Patri es una de las protagonistas, la otra es Llara Estévez Arce, una joven jugadora de baloncesto asturiana de 13 años que, por casualidad, conoció a la escolta del Baxi Ferrol durante la última Supercopa de España disputada en Santiago de Compostela. La amabilidad  de Cabrera hizo que Llara conectase casi instantáneamente con ella y se identificase con una jugadora a la que, como a ella, le encanta tirar desde lejos, según relata su padre, Antonio.


La precipitada eliminación de la canaria en el concurso de triples entristeció mucho a Llara y, para resarcirla, su familia la trajo hace unos días a la final de la Copa Galicia con el fin de reencontrarse con la que, a día de hoy, a sustituido a Carroll, Doncic o Curry en su Olimpo de ídolos.


La sorpresa de la jugadora infantil del L’Arbeyal de Gijón fue mayúscula cuando Patri Cabrera la reclamó a la pista tras el partido para, junto con el resto de la plantilla obsequiarla con la foto que ambas se hicieron en Santiago firmada y una bufanda rubricada por el equipo. Llara y su familia se quedaron tan encantados con la atención de Cabrera y del club que se han propuesto seguir al Baxi Ferrol en los partidos en los que les sea posible y visitar de nuevo A Malata. Por lo de pronto, aunque no pondrán estar en el Open Day que se disputará en Torrejón de Ardoz el próximo fin de semana, ya han contactado con la peña Ruxidos de Esteiro para acompañarlos en la visita del cuadro ferrolano a Zamora, una semana después.  

diariodeferrol.com