Eric Surís alcanzará mañana por la noche en Fontajau y contra el Uni Györ de Hungría en Europa los cien partidos en todas las competiciones (Liga Femenina, copa, supercopa, Eurocopa y Liga Catalana) como preparador del Spar CITYLIFT. La fiabilidad gerundense desde que tomó las riendas gravita en torno a dos ejes, la fortaleza en casa y la sustancia defensiva, que le permite ser contundente también en ataque por la gran cantidad de puntos que genera en partido de pérdida del rival o el control del rebote a su anilla. El último aspecto se ha abandonado en la última semana y el resultado ha sido un partido muy discreto en las Azores y la derrota en la Seo de Urgel, que lo ha hecho bajar del primer al tercer puesto en la Liga Femenina.

Cifras y sensaciones

Hasta hace tan sólo una semana -siete primeros partidos oficiales-, la Avenida había sido el único capaz de hacer más de 70 puntos al equipo gerundense, en la final de la supercopa (72-62). Que un rival de gama baja, como la União Sportiva, le haz 71 con un 55% en tiros (26/47) evidenció que se levantó el pie en exceso, a pesar de la diferencia brutal de potencial en relación con el combinado portugués. Y en la Seo de Urgel, ante un equipo más cualificado, no recuperar el tono habitual detrás fue castigado. Tanto es así que los 86 puntos encajados son la segunda peor anotación recibida para las gerundenses desde que Eric Surís sienta en el banquillo, en verano de 2016. recibir 88 hace un año en la pista del Landes francés - hay militaba entonces la bescanonina Queralt Casas-, pero se puede considerar que este era un duelo con asterisco. Y es que el Spar CITYLIFT le hacía falta únicamente defender +31 de Fontajau (78-47) para sellar el primer lugar, y este condicionante marcó decididamente el encuentro.

Sea como sea, y además de estos dos, únicamente ha habido cuatro partidos más en los que ha encajado 80 o más puntos en la era Surís. Dos de estos supusieron derrotas duras y llegaron en sólo tres días de diferencia en el curso 2016/17. Fueron la final de copa contra el Avenida en Fontajau y la vuelta a Turquía, en la pista de la AGU Spor, que le costó la eliminación de la competición europea.

Un último esfuerzo

Las cifras siempre son frías, pero ayudan a poner contexto y perspectiva. En este sentido, todo indica que se trata de una simple mala semana, más que de una pérdida de identidad. Enfrente tiene ahora dos partidos justo antes del primer paréntesis de selecciones para dejarlo bien claro. Además, ambos se jugarán en Girona, sin ningún viaje de por medio. Uno será el miércoles en la Eurocopa y el del domingo contra el Zamar (1-4 ahora mismo en la Liga Femenina). El paro irá muy bien al equipo, que mañana disputará su décimo duelo en los últimos 32 días. Un hecho acentuado por una rotación corta de entrada y que se ha visto más magullada por la baja por lesión de Bea Sánchez que el club -al menos hasta ahora- ha decidido no cubrir.

únicamente Reisingerova

Una vez termine el partido de este domingo, el Spar CITYLIFT tendrá dos semanas sin ningún compromiso, hasta el 25 de noviembre en la pista del Araski. Esto, por supuesto, si no se recibe la llamada de las selecciones. En el caso del equipo gerundense, la única convocada ha sido Julia Reisingerova. La pívot tiene programados dos partidos con la República Checa -el 17 de noviembre en Suiza y el 21, en Bélgica-, incluidos en la fase de clasificación para el europeo de Letonia y Serbia del año próximo. Las checas lideran en la actualidad su grupo (4-0). Quien no se irá será Laia Palau, que tendrá un respiro después de haber enlazado el mundial con los partidos oficiales del club gerundense. España también acredita 4-0 en su grupo.

Jorsi Prat
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO