El partido contra el Embutidos Pajariel Bembibre será la segunda ocasión en la que la afición ferrolana verá a Sandra Prieto al frente del primer equipo de baloncesto femenino. Como segunda de a bordo con Lino López asumió el banquillo en una ocasión, cuando el técnico tuvo un accidente de tráfico. Ahora su protagonismo será mucho mayor al tener que hacer frente a la crisis de resultados del Baxi Ferrol que precipitó el cese del entrenador valenciano Carles Martínez.

-¿Cómo está viviendo todos los cambios que atraviesa el equipo en las últimas horas?

-Todavía estoy asimilando esto que fue tan deprisa y me cogió de sorpresa. Me pusieron aquí un poco casi sin poder decidir, pidiéndome por favor si me podía ocupar del equipo esta semana o el tiempo que consideren ellos oportunos. Y la verdad es que estoy nerviosa pero ilusionada al mismo tiempo.

-Está respaldada por Ricardo Aldrey.

-Leopoldo me preguntó si quería que alguien me ayudase para apoyarnos, me dio la opción de Ricardo y en ningún momento lo dudé. Es una persona en la que yo confío, nos llevamos súper bien y ninguno lo dudó. Nos vamos a amparar mucho para intentar ayudar al equipo para que afronte el partido le mejor posible.

-¿Cómo fue el primer entrenamiento tras la marcha de Carles Martínez?

-Di las gracias a las jugadoras por la actitud que tuvieron, entregadas, prestándome mucha atención y respetándome muchísimo. Saben lo que nos espera el sábado y están muy metidas en ello a pesar de las circunstancias. Se que por la mañana, que yo no estuve, fue un poco más de shock y se quedaron más bloqueadas. Somos gente adulta, sabemos cual es la situación y o nos apoyamos o nos morimos en el camino.

-¿Qué cree que le está pasando esta temporada al equipo?

-Creo que estamos pagando que hubiesen demasiados cambios a la vez. Es mucho más difícil encajar todo cuando es plantilla nueva, entrenador nuevo, pista nueva, patrocinador nuevo... No se mantiene nada. Todo el mundo se está intentando acoplar a las circunstancias y está resultando muy difícil. Pero que el equipo no haya arrancado como nos hubiese gustado a todos no quiere decir que no vaya a cambiar.

-¿El cambio y las derrotas están afectando a las jugadoras?

-Son chicas muy trabajadoras y entregadas. Se esfuerzan y quieren que esto salga adelante, lo que es de mucho valor porque en otros equipos pierden y la gente pierde la ilusión. La charla del lunes fue corta, les dije que estas cosas pasan en todas las casas y es ajeno al vestuario, son decisiones de la directiva que no podemos controlar. Les pedí que disfruten entrenando, hay que competir el sábado contra actitud e ilusión. La grada no puede volver a irse a casa con la sensación de que estas chicas están tristes. Vamos a intentar llevarnos todos una buena sensación, ojalá sea con una victoria, pero yo creo que la preocupación general es la sensación.

-¿Ve a la plantilla preparada para remontar?

-Creo que tenemos que encajar en un equipo todas las partes que da cada una, que se ve que pueden aportar. Llamamos talento cuando a una persona se le da todo muy bien, pero igual nos equivocamos. Un equipo se compone de partes y lo que cada una pueda sumar es lo que va a conformarlo. Lo que pasa ahora mismo es que cada una suma de manera independiente, falta unirlas. El día que consigan ir todas a una el equipo será capaz de competir partidos, como hasta ahora no lo hemos conseguido, no se ha podido competir al nivel que deberíamos. Tenemos que tirar todas a la vez.

-¿Qué cambios le gustaría que se viesen ya este sábado en A Malata?

-Las salidas a veces han sido muy flojitas y tenemos que intentar salir más concentradas porque un parcial de inicio que sea un poco blando te desanima, es un sobre esfuerzo para remontarlo. Vamos a salir a la pista con otra garra, con una sonrisa, de verdad cuando uno se divierte y hace las cosas de manera feliz salen mejor. Estamos trabajando mucho y diferente. Hemos cambiado alguna cosa en el ataque para intentar buscar ventajas donde yo creo que le podemos hacer daño al Bembibre. Es una semana de acoplamiento fugaz.

-Las lesiones han hecho mucho daño al equipo en este arranque. ¿Estará lista Marina Delgado para esta jornada?

-Está en proceso, ha entrado en los entrenamientos, intentamos que no tenga mucha posición, hace ejercicios ella sola, situaciones de no defensa... Vamos a ver si los fisios nos dicen que su evolución es favorable para que esté muy pronto, o incluso a ver si puede tener algún minuto contra el Bembibre. Vino muy fuerte del verano y se lesionó en una pretemporada muy buena.

-¿Y cómo se encuentra la capitana Patri Cabrera con la crisis de resultados y los cambios en el banquillo?

-Creo que es una de las personas que está más afectada por las circunstancias del equipo porque, por su carácter y tras cuatro años aquí siente el club como algo suyo. Cuando te tocan en tu casa duele más y moralmente creo que es la persona que peor lo está pasando pero es la que no abandona, siempre está intentándolo y la honra.

-El partido contra el Bembibre será su segundo encuentro en la Liga Dia como entrenadora, y ninguno en circunstancias normales.

-¡Creo que les gusta darme patatas calientes! No tienen nada que ver las dos circunstancias, el equipo del año pasado estaba en un momento increíble, sabían que Lino había tenido un accidente pero estaba bien y querían dedicárselo, yo solo las acompañé.

-Aunque la junta directiva apuntó a Aldrey y a usted para sumir el primer equipo y preparar el encuentro frente al Bembibre, ¿le gustaría seguir al frente?

-Nos tenemos que sentar todos hablar porque esto ha sido muy deprisa. Estoy en una situación complicada, soy profesora y trabajo todo el día. Para mí llevar un equipo de este peso es muy complicado porque en el colegio tengo mucha responsabilidad. Las horas del día son 24 y las nocturnas hay que dormirlas porque sino, no rindo. Cuando pase esta semana que es lo que le preocupa a todo el mundo de forma inmediata para la liga dos semanas, nos sentaremos a hablar y decidir cómo se puede gestionar esto. No he ni pensado en el futuro ni lo se. A mi me han dicho: ‘Te tienes que hacer cargo del equipo esta semana’ y mi cabeza no hizo más preguntas.

Carla Elías
foto: Estevo Barros
lavozdegalicia.es