Después de tres derrotas por paliza frente al Valencia, Al Qázeres y Cadi La Seu llegó un triunfo muy necesario para la confianza del Mann Filter. Las jugadoras preparadas por Fabián Téllez se impusieron al Quesos el Pastor por un cómodo 64 a 50.

Las locales tenían que vencer sí o sí puesto que se enfrentaban a uno de los equipos de su Liga por evitar el descenso. De esta manera las aragonesas se colocan en una zona más tranquila de la tabla con tres triunfos y cinco derrotas.

Solo se pusieron por delante las zamoranas tras la primera canasta de Stanace. Después el Mann Filter llevó el ritmo del partido con seguridad. Lo mejor fue el primer cuarto. Fue un festival de canastas de ambos equipos. Se imponían los ataques a las defensas y ambos conjuntos lograban canastas muy fáciles. Fue un duelo vibrante que terminó con 27 a 20.

Destacó la labor ofensiva de la nórdica Hesler con su magnífica muñeca, Knigth, que destacó por su movilidad debajo de los tableros pese a sus molestias físicas yo, sobre todo, la norteamericana Brittany Danielle Brown.

La escolta hizo un partido completo. Logró 22 puntos, 28 de valoración y, sobre todo, capturó 9 rebotes. Una barbaridad para su corta estatura. Veloz y saltarina, Brown tiene que pulir algún defecto, sobre todo su excesivo individualismo en momentos determinados del choque. Pero es una jugadora con muchísimo potencial.

El segundo cuarto bajaron los porcentajes atacantes y se conformaron con un marcador de 12 a 11 para las aragonesas en el descanso. Las locales aplicaron una defensa individual y defensas en zona. Pese al 39 a 31, las pupilas de Fabián Téllez, no se confiaron.

Tras el descanso el Mann Filter no bajó su ritmo. Las zamoranas no inquietaron en ningún momento demostrando su clasificación en la Liga con un equipo sin líderes. Téllez dio minutos a todas sus jugadoras a excepción de las canteranas Hernández y Navarro. Dornstander tiene cada vez más participación. Pero la canadiense está y no está en la cancha puesto que todavía tiene en la cabeza su grave lesión en la rodilla. Incluso recibió algún tapón pese a medir 1,93.

El tercer cuarto el Filter aumentó sus distancias (49-40). Los diez minutos finales no hubo novedades sobre la cancha. Las aragonesas aumentaron las distancias sin excesivos agobios. El Mann Filter fue un equipo práctico. Lo importante era ganar. Y lo consiguió.

elperiodicodearagon.com
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO