Las 1.200 personas que fueron, antes de ayer en Fontajau, arrancaron a aplaudir al ritmo de la música que todavía sonaba por la megafonía, a pocos instantes de que comenzara el tercer cuarto entre el Spar CITYLIFT y el Ensino. Lo hicieron espoleadas por Shay Murphy (1985), que con el partido resuelto (47-22) comenzó a agitar los brazos, abiertos, para alentar a los fieles. El primer balón que cogió, la anotó (50-25, triple). "Cuando tenía 22 o 23 años me basaba más en las entradas a canasta, un juego más físico. Y me dije a mí misma que quería ser más tiradora, que podría hacer más puntos y de manera más fácil. Y un verano estuve tres meses trabajando, cada día seguido, con la muñeca como si fuera un robot. Y, ahora, en la WNBA y en Europa la gente dice que Murphy es una tiradora. Y me parece extraño, sentir mi nombre y el adjetivo de tiradora al lado. Pero es para todo este trabajo que hice y eso me hace feliz "dice la 14 del Uni, en una entrevista difundida por los medios oficiales del club, en la que expone cómo se siente al equipo gerundense:" Estar junto de jugadoras tanto buenas hace que sea más fácil. Porque son listas, saben cuándo pasar el balón y ayuda mucho. Y hace que el nivel suba más todavía. A Laia Palau mismo la conozco de la etapa en el Ros Casares y me siento muy cómoda, con ella y su estilo. Y como equipo, cada partido que pasa estamos mejor "

el corazón

"Creo que si la gente viene a un partido de baloncesto femenino, le gustará. Jugamos bien, por debajo del aro y sabemos que tenemos que ser más listas y tener más paciencia. Es un estilo de juego diferente pero más bonito, más limpio. Más listas, con más corazón. No sólo físico sino más mental "explica la californiana, líder del Spar CITYLIFT a la liga en minutos (27:30), puntos (18) y valoración (19,5). En la entrevista, Murphy explica porque ha vuelto este verano en la liga, después de estar en León, Sóller, Valencia y Salamanca: "Echaba de menos su estilo. Aquí las jugadoras y los equipos juegan súper rápido, corriendo mucho y con buenas tiradoras. Me siento cómodo y, aquí, me gusta la cultura: la comida, las siestas, las fiestas, la sangría también ... ". El alero del Uni se deshace en elogios para la ciudad: "Me encanta Girona, estoy muy sorprendida porque no conocía nada. Pensaba que sería un pueblo, sin nada que hacer. Y cada día que me despierto doy gracias a dios, qué ciudad más bonita! "

personal
"Tengo muchas supersticiones, antes de salir a la pista. Antes de cada partido leo un fragmento de la biblia, una muy pequeña que me regaló mi madre en mi primer año como profesional, en 2007. Y también necesito una siesta, de al menos dos horas. Si no la hago no puedo jugar [río] "confiesa el alero con pasaporte montenegrino, una de las sensaciones en el inicio de temporada del Spar CITYLIFT.

 

lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto:LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO