La escolta se lleva el MVP de la jornada en Liga Femenina-1 tomando el relevo de Keisha Hampton y Shay Murphy. Buch valoró 27, con 20 puntos, 6 rebotes y 5 faltas recibidas en 25 minutos el domingo contra el Ensino Lugo

Hoy entraban todas y lo he aprovechado porque hay que saber disfrutar de esos momentos ...». Al final del partido del domingo en Fontajau contra el Ensino Lugo, Rosó Buch ya era consciente de que, números en mano, había hecho su mejor partido de la temporada. 20 puntos, 6 rebotes, 5 faltas recibidas, buenos porcentajes de tiro ... Una tarde redonda que, terminada la jornada, le ha acabado dando el galardón de mejor jugadora de Liga Femenina-1, tomando el relevo de sus compañeras Shay Murphy y Keisha Hampton, que ya lo habían sido esta temporada uno y dos veces respectivamente. Rosó Buch valoró 27 y compartió galardón con Brittany Brown (Mann Filter).

En una temporada en que la competencia en el juego exterior del Uni es fortísima, Rosó Buch está haciendo mejores puntuaciones que en las temporadas anteriores en Fontajau (10,3 puntos y 12,1 de valoración en 25 minutos en pista). Jugar junto a Nuria Martínez, Laia Palau o Shay Murphy no ha restado protagonismo a la capitana del Uni, que, sin tener la trayectoria internacional de sus tres veteranas compañeras, es seguramente una de las jugadoras más valoradas por el público de Fontajau . «Tengo confianza en mí misma y me ha salido un muy buen partido, pero creo que ya llevo tiempo trabajando bien, estoy satisfecha con el trabajo y también soy consciente de que habrá días que no saldrá todo tan bien», aseguraba Rosó Buch, que, jugando su tercera temporada consecutiva en Fontajau, se ha consolidado en la élite después de salir muy joven de Mataró y crecer deportivamente en Cáceres, Bembibre y Huelva (Conquero).

«No me molesta que después de los partidos nos estemos fuerza a la pista haciéndonos fotos y firmando autógrafos; yo también lo hacía cuando era pequeña », decía Rosó Buch hace unas semanas en una entrevista en el programa «La Grada» de Radio Girona. Y es que, no hace muchos años, Buch había pedido a Laia Palau hacerse una fotografía o había sido una de esas niñas que un campus de verano escuchaba las explicaciones de Nuria Martínez. Dos jugadoras que ahora son compañeras suyas en un Spar CITYLIFT Girona que, según Buch, está «jugando un muy buen baloncesto». «Los dos partidos del País Vasco nos reforzaron, pero somos conscientes de que tenemos que seguir trabajando para que supongo que el partido contra Salamanca será una gran prueba, pero hasta entonces tenemos que seguir trabajando juntas y demostrando que cada día nos entendemos más».

Marc Verdaguer
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO