Entrevista de Marc Verdaguer a la jugadora de Spar CityLiift Girona

Así que se pensaba que Girona era una ciudad pequeña donde se aburriría mucho.

Sí, sí (risas ...). Cuando venía a jugar aquí con Salamanca u otros equipos sólo veíamos el pabellón y el hotel Ibis de aquí al lado. No había visto nada de la ciudad y en septiembre me encontré por sorpresa que es preciosa, con el río, las plazas ... Y que también hay mucho por descubrir como restaurantes, cines o lugares para salir a tomar algo. Me encantan los restaurantes de Girona y ya en tinos varios de favoritos como el 8 de 7, los de la plaza Independencia, la Tagliatella, un mexicano del centro ... Estoy muy feliz en Girona.

Veo que no cumple el tópico de la norteamericana que, cuando juega en Europa, se pasa el día en el piso mirando televisión por internet.

Y jugando a la play, ¿verdad? No, no. A mí me gusta salir a conocer la cultura, la ciudad, la gente ... Quiero aprender cosas nuevas cada semana y, como que hablo mucho, siempre estoy preguntando y ahora quiero saber más sobre las diferencias entre regiones como Cataluña, el país Vasco o Castilla-y-León.

Esto también lo está aprendiendo?

Me gusta mucho la historia y saber la cultura de los lugares donde vivo. Pregunto qué es la Guerra del Francés por la plaza Independencia o porque hay banderas con una estrella azul y otros que no la tienen o, sobre estas banderas, como es que ahora hay gente aquí que lucha por la independencia. La gente me dice que es una historia muy larga, pero yo siempre estoy hablando y preguntando.

La temporada pasada jugaba en Turquía. Muy diferente?

Volver a jugar en España es casi un regalo para mí después de dos años en Turquía. Es muy diferente, la liga turca me gusta porque allí el baloncesto es muy potente, pagan bien y siempre me ha ido bien haciendo veinte puntos por partido. Pero el problema en Turquía no es el baloncesto, es la vida; la cultura y la gente es rara y, por ejemplo, es complicado salir a tomar algo. Cuando estaba en Turquía mis amigos de Estados Unidos no me venían a ver, sólo mi madre, y aquí en cambio cada mes viene alguno. Ahora mismo tengo unos amigos estadounidenses aquí porque quieren ir a Barcelona, ​​Costa Brava ...

Habla de conocer culturas, probar restaurantes, de descubrir ciudades ... Y, en cambio, mucha gente pensará que Shay Murphy sólo piensa en hacer muchos puntos.

Yo quiero que la gente diga que la Shay Murphy es una buena persona. No se puede ser una jugadora profesional toda la vida, pero sí una buena persona toda la vida. Más que una campeona o una gran anotadora, quiero que la gente me recuerde porque era una buena persona, que la gente venga a saludar después de los partidos, me pida para hacer una foto y yo les diga "qué tal, todo bien, que tenga un buen día ». Esto es lo más importante, que mi nombre vaya asociado a una sonrisa de una buena persona, que es bromista y también un poco payasa.

Sí, muy bien, pero no deja de hacer muchos puntos ...

Y ojalá en siga haciendo con la ayuda de Dios. Aunque en los últimos partidos estoy un poco baja de confianza y no estoy anotando mucho; espero que ahora pueda cambiar el chip y ayudar un poco más el equipo jugando mejor que lleguen los momentos importantes como la Copa.

Jugando mal? Es la máxima anotadora de la Liga.

No, no, estoy jugando muy mal y estoy triste por eso. La culpa es mía y sé que tengo que ayudar más al equipo para que hoy llegará el partido contra Salamanca y después la Copa. En el equipo cada día nos conocemos más y jugamos mejor, pero tengo claro que yo tengo que mejorar. Soc exigente conmigo misma, pero tengo poca paciencia y me gustaría estar jugando bien ya, ahora mismo.

Anota muchos puntos jugando junto a Palau, Nuria Martínez, Rosario Buch, Hampton, Colhado ... Muy talento. Es mejor esto o jugar en un equipo donde se dediquen a darle balones para que salga?

Es mejor jugar con buenas compañeras. Yo he estado en equipos más malos y en otros buenos como el Ros Casares que fue campeón de Europa o la WNBA con Phoenix Mercury, que tenía Diana Taurasi. Es mejor siempre jugar con buenas jugadoras.

Hablando de la WNBA, usted ya la ha ganado; igual que la Euroliga, la Eurocup, diferentes ligas ... No llega un momento en que piensa «ya lo he hecho todo»?

Es una buena pregunta. Cuando tengo momentos complicados, anotando poco o jugando mal, siempre pienso que llega el momento de la retirada, pero luego cuando hago puntos y siento los gritos de la gente en el pabellón todo mi cuerpo lo nota y recuerdo que estoy muy enamorada del baloncesto.

Se ve jugando muchos años más?

No lo sé. Por una parte pienso que podría jugar hasta los 40 años si el cuerpo me deja, pero también pienso que hace muchos años que estoy lejos de Los Ángeles, de mi familia, de mis amigos y que si tuviera una buena oportunidad de trabajar en un equipo de la WNBA o de una universidad ... de momento, quiero dejar todas las puertas abiertas.

WNBA o baloncesto universitario. Esto significa ser entrenadora?

No lo sé. También me gustan más cosas que sólo el baloncesto, me gusta mucho trabajar con niños, tal vez ser profesora. No sé ... No soy la típica jugadora que sólo piensa en baloncesto.

Para niños y niñas, la multitud que baja a la pista de Fontajau a pedir autógrafos después de cada partido ...

Sí, son adorables. Me encantan todas con la camiseta de Rosó o del equipo. Me preguntan si se pueden hacer self conmigo y yo les digo que «sí, cuelgo en Instagram». Me encanta el ambiente de baloncesto y mi vida en Girona y ya tengo ganas de que venga mi madre en Navidad para enseñarle la ciudad, el río, los restaurantes ...

Experiencias que van más allá de jugar por una buena ficha.

Ni en Europa ni en la WNBA jugamos por dinero. Lo que nos pagan no está mal, pero es que estoy cobrando para vivir gratis en España ... El baloncesto me ha dado muchas cosas como estudiar una carrera (Comunicación y Sociología) en una universidad como Southern California que vale casi 80.000 dólares cada año. Esto lo pude hacer gracias al baloncesto.

Lo que sí se han terminado son los veranos en la WNBA?

Sí, los veranos tengo que descansar. El año pasado hice el t rainning campo con Nueva York y fue muy duro. Dos semanas entrenando y yo pensaba «quiero ir a Cancún». He jugado diez años en la WNBA y tres veranos seguidos estuve con Montenegro y en la WNBA; ahora ya es suficiente. Me gusta hacer vacaciones caribeñas: Cancún, República Domicana, Bahamas ...

Por cierto, acabamos la entrevista y no le he preguntado si esta temporada el Spar CITYLIFT Girona ganará algún título. Sabe que aquí tenemos una fijación con el Perfumerías Avenida, ve posible derrotarlos en un final?

Tengo mucho respecto a Salamanca, es un club muy profesional que ha ganado muchos títulos y yo estoy muy feliz que mi nombre sea entre las jugadoras que lo han hecho allí. En Estados Unidos hay una palabra, underdog, para explicar que nosotros todavía somos más pequeños que ellos, como David y Goliat, aunque quizás no estamos tan lejos, y ver si en la Copa podemos dar la sorpresa. Tenemos que luchar y trabajar mucho todas juntas como equipo para ganarlas.

Marc Verdaguer
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO