Natalia Rodríguez Domínguez (Las Palmas de Gran Canaria, 26 de enero de 1999) es una de las promesas del baloncesto femenino español. Ha sido internacional y llegó al Baxi Ferrol en busca de minutos y para estudiar en el campus ferrolano. Estaba ante la que podía ser una gran temporada para ella, ya que podría disponer de un mayor protagonismo en la cancha, aunque una lesión en la rodilla se cruzó en su camino en el arranque de la temporada. El pasado domingo, en el partido frente al Al-Qázeres Extremadura, volvió a jugar y por fin pudo echar una mano a sus compañeras. Para el Baxi, al igual que Marina Delgado, que pasó por un trance parecido, puede ser el gran refuerzo de invierno.

_Por fin de acabó la lesión y pudo volver a jugar. ¿Cómo se encontró?

_Volví a jugar, es verdad, se cumplieron los plazos que habíamos previsto. A principio de temporada ya me había dado un poco la lata la rodilla, pero en ningún momento pensamos que podría tener el menisco roto. De hecho participé en el primer partido de liga, aunque ya vi que no podía doblar la rodilla. Las pruebas dejaron en evidencia el alcance de la lesión.

_La primera vuelta del Baxi fue complicada. ¿Ha sufrido mucho en la grada?

_Estuve en el banquillo, aunque no podía jugar. Es verdad que se sufres más que cuando estás en la cancha. Echas una mano en el aspecto anímico al equipo, ya que estás al lado de tus compañeras, aunque no puedes salir a la cancha. Piensas que se podría haber hecho algo más, si hubieses podido ayudar en la pista. Igual que las cosas buenas se viven muy bien, cuando vienen cosas malas, te sientes muy mal.

_Una plantilla diferente, un nuevo técnico, el cambio de pabellón, las lesiones. Parece que el Baxi le tocó la tormenta perfecta esta temporada.

_Nos miró un tuerto o algo así. La verdad es que se han unido todas las cosas que uno no desea tener: Cambia el entrenador, las lesiones tampoco ayudaron, el traslado al pabellón de A Malata, que también afectó. Nos ha pasado de todo, aunque esperamos sacar el equipo adelante. Es verdad que la primera vuelta no fue la deseada, aunque no tiene porque ser lo mismo la segunda.

_¿El triunfo contra el Al-Qázeres abre el camino a la esperanza?

_Cuando jugamos en equipo, como hicimos el otro día contra el Extremadura, pasándonos el balón, teniendo paciencia, jugando los ataque largos y defendiendo en equipo en mayúsculas, ahí es cuando tenemos el potencial increíble, somos imparables. No tenemos grandes talentos individuales, como por ejemplo lo tenía el Extremadura en su quinteto. Sin embargo, quedó patente que el grupo siempre gana a las individualidades.

_¿Cómo está el grupo en el vestuario?

?Ahora nos quedan por delante doce finales que disputar y tenemos muchas ganas de levantar esta situación. Yo creo que, desde fuera, la gente lo ve menos factible que nosotras. Sin embargo, ante el Cáceres demostramos que estando todas, pudiendo hacer rotaciones, jugando como un conjunto, se le puede dar la vuelta a la situación.

Los fichajes de invierno del club

Las ferrolanas afrontan ya la parte decisiva de la competición, en la que se decidirán las dos plazas de descenso. La baloncestista canaria confía en que el Baxi se salvará.

_Ya comenzó la segunda vuelta y todo el mundo se ha puesto las pilas, cada vez será más difícil salir de abajo.

_Está claro que la segunda vuelta de una competición siempre es totalmente distinta a la primera. Sin embargo, el Baxi contará a partir de ahora con dos fichajes de invierno, que somos Marina Delgado y yo. Yo veo a un equipo diferente, nuevo para afrontar la segunda mitad de la competición.

_¿Hay tranquilidad o se notan los nervios?

_No hay nervios, la verdad es que todas estamos tranquilas y con muchas ganas. Sabemos que será una segunda vuelta distinta y tenemos muchísimas ganas de trabajar. También las teníamos en la primera, aunque ahora creo que hay más ilusión.

_El Cadí la Seu ya espera a la vuelta de la esquina. ¿Cómo ve el encuentro?

_Otra final, como todos los partidos que nos restan por jugar. Es algo que sabemos y asumimos. El Cadí la Seu ha realizado una gran primera vuelta y marcha entre los mejores clasificados. El otro día perdió en Lugo y nos puede venir bien. Es verdad que ganar en la cancha de La Seu será complicado, aunque no imposible.

_Usted ha vivido y disfrutado de los dos últimos años, que han sido impresionantes. ¿Es duro tener que pelear ahora por la permanencia?

_Así es el deporte. No se pueden comparar los dos últimos años con el actual. No está con nosotros el entrenador que había, ni su preparador físico, ni María ni Bea. Las extranjeras también han cambiado. Nos hemos quedado cuatro españolas, aunque éramos las que estábamos para sustituir a las del cinco inicial. Es un equipo totalmente diferente. Ha cambiado todo, hasta el nombre del equipo, antes éramos el Uni y ahora somos el Baxi.

_¿A nivel personal usted espera ir a más?

_Pasaron dos meses después de la lesión, llevaba una semana entrenando con el equipo al cien por cien. Ahora me queda adquirir el ritmo de la competición. Mi objetivo es que cada día que pase pueda ayudar un poquito más al equipo, aportar mi granito de arena para que podamos seguir ganando partidos y poco a poco ver como aumentan nuestras posibilidades de seguir en esta Primera División

José Valencia
foto: José Pardo
lavozdegalicia.es