Baxi Ferrol puso contra las cuerdas a Cadí un buen rato. El acierto de Chatilla van Grinsven en el arranque del duelo en la Seu d’Urgell rompió los esquemas de un equipo local mermado por muchas molestias físicas (Anniina Äijanen era baja; a Zuzanna Sklepocwicz se la quería reservar pero tuvo que jugar unos minutos por los problemas que afectaron a Andrea Vilaró y aún Merritt Hempe fue duda hasta los últimos instantes) pero que una vez se puso por delante respiró hondo y recupero su fluidez y coralidad en el juego.


Las dificultades catalanes y el acierto gallego se quedaron en el vestuario en el entreacto. El equipo que dirige Bernat Canut cambió totalmente el decorado en el segundo tiempo y acabó ganando de forma clara y cómoda ante un colista que en verse superado perdió fuelle y acabó sin gasolina. Cuando Van Grinsven cesó en el acierto y Cadí mejoró sus prestaciones, las leridanas encarrilaron su undécima victoria de la temporada.

Sandra Priego puso tres piezas de muchos centímetros en el cinco inicial. La situación cogió aparentemente a contrapiéa Cadí. O, al menos, se le atragantó tanta altura. Y tanto acierto, especialmente, de Chatilla van Grinsven. La holandesa de Ferrol fue la autora de nueve de los primeros once puntos de su equipo, que permitieron abrir los primeros agujeros a favor de las gallegas (2-9 min 2; 5-14 min 4). Bernat Canut se vio obligado muy pronto a solicitar un tiempo muerto para intentar ajustar la defensa, para cuadrar movimientos. El paro funcionó.


Un parcial de 7 a 0 en apenas dos minutos y medio (12-13 min 7) cambió un poco la decoración del partida y ahora era la preparadora gallega que se veía obligada a dar el alto para llevar sus jugadoras al banquillo. Cadí introduciría entonces los primeros cambios para tratar de coger por sorpresa al rival. Un triple de Andrea Vilaró, un minuto antes de que notara el pinchazo en el muslo que la dejaría fuera de combate, puso por primera vez delante las urgelenses (17-16 min 8). Duraría poco, sin embargo, porque Ferrol continuaba en dinámica positiva. Viendo la canasta rival con cierta facilidad.


Las gallegas mantendrían su nivel de acierto sólo iniciarse el segundo cuarto. Y eran sus piezas de más centímetros las que aportaban más puntos. Además, conseguían trabar el juego de Cadí, que no fluía como en otras ocasiones. Las chicas de la Seu lo intentaban -ahora Mehryn Kraker, después Georgina Bahí-, pero Van Grinsven y Miscenko mantenían delante las ferrolanas, hasta que otro triple, ahora de Yurena Díaz, volvería a adelantar las urgelenses a falta de tres minutos para al descanso (32-31). Era el principio del fin del combate hasta entonces presentado por Baxi Ferrol.


Irati Etxarri a punto estuvo de completar unacanasta con adicional. Pero falló el tiro libre. Y con seis puntos de margen (36-31), el Cadí desperdició dos o tres buenas ocasiones para abrir más aún el agujero. Todo y con eso, y justo cuando sonaba el claxon, un último tiro de Bahí terminó acariciando la red del aro. Era el 38-32. El paso por los vestuarios cambiaría totalmente la dinámica vista durante el primer tiempo. A pesar de las molestias que arrastraban varias de las jugadoras urgelenses, que reducían el fondo de armario deCadí, el juego coral de las de la Seu pasó a ser mucho mayor que el Ferrol.


Van Grinsven ya hacía rato que había perdido protagonismo. El acierto inicial se había ido diluyendo, la facilidad anotadora de las gallegas se fundió poco a poco. Ya nadie tiraba del carro con la fluidez de los primeros diez minutos. Doce quizás. En el caso de Cadí, era exactamente lo contrario. Shereesha Richards asumía galones y acierto para acabar siendo la mejor local. La jamaicana, la mejor local del encuentro, lucía fuerza y músculo bajo el aro rival. Pero también en defensa (colocó un tapón de lo más espectacular, por ejemplo). Asimismo, volvía el juego coral asiduo en el caso de las urgelenses. Etxarri para empezar, Kraker y Hempe después.


Poco a poco se fue ensanchando la distancia. Quince puntos al final del tercer cuarto. Y un triple de Yurena Díaz -gran partido el suyo (14 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 18 créditos de valoración)- abriría el último acto del partido. A Ferrol se le había acabado la gasolina. Su juego había perdido toda la consistencia que había mostrado en los compases iniciales. Sólo algunas canastas sueltas, aisladas (Gustavsson, Coleman, Delgado ...) evitaban que el agujero fuera más grande de lo que ya era. Richards hacía de las suyas recibiendo balones en la zona, justo a tocar el aro, fintando y saltando para colocar el cuero dentro del anillo.


Y cuando no era la jamaicana era Hempe, o llegaba algún triple de Kraker, que se enojaba cada vez que veía que no le entraban todos los lanzamientos, bien tirados, que enviaba como misiles hacia el aro rival. No le hacía falta un gran acierto. Después del sufrimiento inicial, Cadí impuso la lógica y su superioridad ante el colista. Un colista que había dado guerra. Pero también que mostró muchas debilidades una vez se vio superado por el rival. Cadívolvía al camino de la victoria antes de iniciar su propio ‘Tourmalet'. Ferrol sumaba una nueva derrota.

 

 

CADI LA SEU (79): Díaz 14, Vilaró 5, Kraker 12, Bahí 8, Hempe 12 -cinco inicial-, Richards 13, Etxarri 8, Pujol 4, Sklepowicz y Palma 3. 11 de 14 tiros libres; 22 de 41 lanzamientos de 2; 8 de 28 triples; 42 rebotes (33 + 9); 15 faltas, sin eliminadas.

BAXI FERROL (55): Fong 6, Coleman 6, Gustavsson 11, Van Grinsven 16, Cheslek 4 -cinco inicial-, Delgado 4, Calvo 3, Cabrera, Miscenko 5 y Rodríguez. 13 de 19 tiros libres; 15 de 41 lanzamientos de dos; 4 de 15 triples; 37 rebotes (30 + 7); 15 faltas, sin eliminadas

 

TONI SOLANELLES
LOKOS X EL BALOCNESTO FEMENINO (LA SEU)