Quesos El Pastor se ha complicado mucho su marcha en la Liga DIA tras el partido jugado ayer en el que en ningún momento se mostró capaz de vencer a un rival que posee una buena plantilla pero, en ningún caso, puede calificarse como inalcanzable para el equipo naranja.

El Ensino lucense fue el que ganó ayer el partido independientemente de que el Quesos El Pastor volviera a acusar problemas antiguos, y lo consiguió imponiendo su ley en el juego interior donde Nogaye, Nelson y Seda fueron claramente superadas por Miller y Nyingifa.

Volvieron a presentarse las lagunas que acusa muchas veces el equipo de Fran García en el que la aportación de las americanas sigue siendo muy pobre, especialmente la de Ameryst Alston que sigue sin entrar en el juego del equipo, o la de Chelsea Nelson que tan sólo aporta a ráfagas y las más de las veces en los minutos de la basura. Por otra parte, resulta clamorosa la necesidad de que el equipo naranja incorpore una base que le permita mantener el ritmo cuando Sandra Stanacev descansa en el banquillo, sin desmerecer, por supuesto, el enorme esfuerzo que realiza Laura Marcos para conseguirlo.

En este contexto se desarrolló el partido de ayer que tenía una enorme importancia para el equipo zamorano que lucha por contrarrestar las victorias que están consiguiendo los rivales que tiene por debajo en la clasificación y ayer mismo le igualaba a cuatro victorias el Bembibre que ganaba al Araski por 67-63.

Juan Nécega, entrenador lucense, había estudiado muy bien al equipo zamorano y desde los primeros minutos quedó patente que el encuentro se disputaría en el juego interior donde el Quesos El Pastor parecía tener más efectivos, con tres buenas jugadoras como son Nogaye, Seda y Nelson, pero la experiencia de Britany Miller pudo pronto con la mozambiqueña del Zamarat, y la sorprendente eficacia de la nigeriana Nyingifa, con una Chelsea Nelson que tiene mucho que aprender en la liga española. Nogaye Lo tampoco fue capaz de imponer su poderío bajo los aros, y ahí estuvo la clave del encuentro en el que la igualdad a 34 rebotes por ambas partes, no refleja la diferencia real que existió sobre la pintura.

Tan sólo en el primer cuarto hubo equilibrio entre ambos rivales y el duelo de aleros que mantenían Angela Salvadores y Laura Quevedo ofrecía un buen espectáculo, aunque situar a Ameryst Alston como defensora de la leonesa del Ensino, sorprendió un tanto y terminó por darle alas.

Tras un esperanzador 17-18 sonaron por primera vez las alarmas con el 0-6 con que comenzaba el segundo cuarto que, a la postre, sería decisivo. El descanso que Fran García daba a Stanacevic coincidía con el primer gran estirón del Ensino que se escapaba a 14 puntos para alcanzar el descanso con 26-40.

Nada parecía perdido tras la reanudación del encuentro y más con los dos triples que engarzaba Alston para acercar al Quesos El Pastor a diez puntos, pero Salvadores respondía con otra canasta de tres puntos y Ensino recuperaba claras ventajas en el marcador que se fueron al 44-63 que parecía sentenciar el encuentro al cierre del tercer cuarto.

La ventaja visitante siguió afianzada en torno a los 15 puntos hasta la recta final del encuentro cuando el Quesos El Pastor buscó maquillar el resultado acercándose a 12 puntos. Sin embargo, Fran García decidió sentar a Stanacev y que Celia García con Laura Marcos jugasen los últimos minutos cuando ya Alston llevaba mucho tiempo calentando el banquillo.

Manuel López-Sueiras
laopiniondezamora.es
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO