La derrota del Baxi frente al líder de la Liga Dia era algo previsible. ¿Lo mejor? Que el equipo plantó cara durante muchos minutos sin irse del partido.

«Era lo esperado, intentamos plantarles cara y acabamos 17 abajo. Dentro de lo que cabe, contra un rival como el Girona, es lo asumible», reconoció. Para Prieto, lo peor llegó en el tercer tiempo. «Hicimos un muy mal tercer cuarto, si hubiese salido algo mejor tal vez hubiésemos logrado un resultado diferente. Tuvimos muy poquito acierto desde la línea exterior, aunque es cierto que ellas aprietan mucho las líneas de pase. Y volvimos a fallar rebotes solas debajo del aro, alguna continuación también muy solas... En defensa hemos estado bien, hemos podido aguantar a sus grandes hasta lo que pudimos. Pero bueno, solo puedo decir que me quedo con que lo hemos peleado. Al menos no nos vamos con una mala sensación», valoró la entrenadora.

En esta recta final del equipo, que ya no depende de sí mismo desde hace varias jornadas, las cuentas se antojan difíciles. De hecho, si el Baxi no logra vencer al IDK Guipúzcoa en la próxima jornada, podrían estar sentenciadas al descenso. «Tenemos que ganar todos los partidos que nos quedan y que ellas pierdan, y eso es muy complicado. El haber ganado el Zamora le da la ventaja del basquetaverage frente al Sant Adrià y tienen además tres victorias sobre nosotras cuando quedan cuatro jornadas. Las papeletas son prácticamente cero», lamentó. No obstante, desean poder brindarle una victoria a la afición. «Se merecen que plantemos cara los partidos que no quedan independientemente de lo que pase».

lavozdegalicia.es
foto: César Toimil