Helena López llegó al Club Baloncesto Femenino Sant Adrià cuando tenía 10 años. La jugadora ha pasado por todas las categorías del club, desde minibasket hasta la Liga Día, donde el equipo está intentando salvar la categoría. Después de sufrir una dolorosa derrota, el domingo no pudo contener las lágrimas.

"Lloré de rabia e impotencia. Perdimos un partido que para nosotros era como una final. Llevo muchos años en el club y sé lo que ha costado llegar hasta aquí. No es que a las otras jugadoras no les afecte, pero para gente como Laura Peña o yo, que llevamos toda la vida aquí, es difícil controlar los sentimientos ", ha asegurado en declaraciones a la ARA.

La derrota contra el Quesos El Pastor volvió a situar la Snatt s Femenino Sant Adrià en posiciones de descenso. "Fue un golpe duro. Si ganábamos ese partido, dependíamos de nosotros para mantener la categoría, pero las cosas no nos salieron como esperábamos. Llevábamos dos semanas preparando el partido ... Ahora tenemos que cambiar el chip y seguir luchando hasta el final porque aún tenemos opciones. El calendario del CB Zamar es difícil ", argumenta.

Según López, "después del partido quedamos tocadas, pero ahora afrontamos lo que nos queda de temporada con esperanza e ilusión. Estos partidos que nos vienen ahora son los que nos fueron mejor en la primera vuelta. Hemos experimentado un cambio de actitud y nos esforzaremos hasta el final ". El equipo catalán ha mejorado de rendimiento, pero los resultados no han acompañado. "La incorporación del César [Aneas] al cuerpo técnico y la llegada de nuevas jugadoras nos han ayudado a mejorar, pero no ha sido suficiente. Hemos competido mejor, pero no hemos conseguido victorias", reconoce.

El Snatts Femenino Sant Adrià es extremadamente joven y eso hace que no tenga la experiencia de otros rivales de la Liga Día. "Muchas de nosotros no nos habíamos encontrado nunca en una situación así de difícil porque siempre habíamos luchado para conseguir títulos o ascensos, pero afrontamos el reto con optimismo e ilusión. Algunas veces esta juventud nos lleva a no ser conscientes de la situación real , pero pienso que eso no es malo y nos ayuda a competir sin presión ", explica.

A pesar de los elogios que está recibiendo por su aportación, la jugadora hace autocrítica. "Mi temporada no ha sido fácil y me costó encontrar mi lugar, pero ahora ya lo he hecho", opina López, que reivindica la filosofía del Sant Adrià. "El club no ha cambiado de filosofía, que sigue siendo la misma: apostar por la gente de casa", argumenta. El pabellón de Marina Besòs se ha quedado pequeño en muchos partidos de esta temporada. "La gente nos ha ayudado mucho y en todo momento nos ha empujado para revertir la situación".

Álex Gozalbo
ara.cat
fotos: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO