Alba Torrens regresaba después de un tiempo a Würzburg. Recibia con aplausos, al final no esbozaba su habitual sonrisa porque perder en Ekaterinburg provoca reuniones de quince minutos en el vestuario nada más acabar el partido.

"Es verdad que siempre es especial volver porque son muchos los buenos recuerdos pero vengo a competir y en día de partido tratas de estar concentrada y no hemos podido ganar", apuntaba.

Sobre el encuentro señaló que "Avenida ha preparado el partido agresivo y no lo hemos sabido controlar, nos acercamos pero no ha sido suficiente. El nivel de agresividad ha sido muy alto y para nosotros esto es un debe. Aquí siempre quieres ganar y vamos a aprender y seguro que vamos a ir hacia arriba y mejorando cosas".

No le sorprendió el encuentro que firmó el equipo salmantino. "Sabíamos que sería un así. Es un buen equipo, le sumas el nivel de agresividad y su calidad en ataque y han hecho un gran partido", dijo. "No buscamos excusas y a partir de aquí es aprender y seguir para adelante. Acaba de empezar pero queríamos esta victoria".

 

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com